Artwork for podcast Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song)
Kahlo Quinn (Español)
Episode 916th July 2021 • Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song) • Elisabeth Le Guin
00:00:00 00:43:04

Share Episode

Shownotes

Entrevistada a la víspera de empezar su carrera universitaria, Kahlo nos cuenta de su crianza en el movimiento de justicia social, y se reflexiona sobre cómo el amor pudiera triunfar sobre el odio.

KAHLO QUINN INTERVIEW:

BIBLIOGRAFÍA y ENLACES

Emma’s Revolution: página de FeisBuk (en inglés) https://www.facebook.com/emmasrevolution/ 

CodePink sitio Web https://www.codepink.org/

Maren Morris sitio Web https://www.marenmorris.com/ 


Colson Whitehead

The Nickel Boys. New York: Doubleday, 2019 

Los chicos de la Nickel. Trad. Luis Murillo Fort. Nueva York, Random House, 2020


Martin Luther King

“La oscuridad no puede desterrar la oscuridad…”

La cita aparece en su libro, La fuerza de amar, trad. Concha Aguirre. Barcelona: Aymá, 1968--

favor de no comprar de Amazon. Usen una librería independiente, como:

powells.com 


También se puede escuchar una versión de esta filosofía en este sermón (en inglés):

video https://vimeo.com/24614519

transcrito: https://kinginstitute.stanford.edu/king-papers/documents/loving-your-enemies-sermon-delivered-dexter-avenue-baptist-church 


El sermón se basa en La Biblia, Mateo capítulos 43-45.

43 »Ustedes han oído que se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo”. 44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen,  45 para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos.<<


Transcripts

INTRO

Saludos y bienvenidxs al episodio más reciente de “Si yo fuera una canción.” Somos un podcast y programa de radio, en donde la gente de Santa Ana, California nos cuenta en sus propias palabras de las músicas que más les importan.

Soy Elisabeth Le Guin, la anfitriona del programa, y Directora del proyecto.

Este proyecto se basa en mi convicción que nosotrxs, la gente del mundo moderno, necesitamos aprender a mejor escucharnos; y que la música, con todo lo que nos conlleva, es el punto perfecto para empezar.

La entrevista de hoy se hizo con Kahlo Quinn, en inglés. Esta re-actuación se grabó con la actriz de voz, Cynthia Álvarez.

e pillar a Kahlo en agosto de:

de agosto de:

KQ: Claro que sí. Y gracias por invitarme a entrevistar. Mi nombre es Kahlo Quinn, y tengo 18 años. Mis pronombres serían “ella” y “su.” Y lo que me trajo a Santa Ana es – pues antes, vivía en Chicago, pero cuando tenía ocho años, mis papás nos trajeron acá, a mí y a mi hermano, a causa de su trabajo. He vivido aquí desde entonces.

ELG: Así que has estado aquí en Santa Ana más que la mitad de tu vida, diez años.

KQ: Sí. En efecto, me parece que vivo una década en cada “capítulo” de la vida, y luego me traslado a un nuevo lugar, o nuevo asunto. Y más o menos va así.

ELG: Sí , sí. Y yo sé que estás al mero punto del próximo traslado, del próximo capítulo; de eso hablaremos pronto.

KQ: Así es.

ELG: Pero primero: quería empezar con las tres preguntas. Aquí la primera: ¿De dónde eres? Recuérdate, que puedes contestar en cualquier sentido que prefieras, sea físico y literal, o bien más metafórico.

KQ: Chido. Entonces, como dije, soy de Chicago, Iilinois, en el sentidomás físico y literal. Pero interpretaba la pregunta en otro sentido – y es el modo en que seleccioné la canción. Es que, pues, soy de una familia muy cariñosa, muy segura, muy feliz. Siempre me ha brindado mucho apoyo. Y además, mi crianza siempre se ha orientado hacia la justicia social. Así es mi familia, y eso ha dado forma a quién soy. Creo que eso sería el otro sentido en que quiero contestar la pregunta.

ELG: Por favor, en este contexto, ¿puedes compartir con nosotrxs qué estás mirando como el “próximo capítulo” en este momento?

KQ: Claro. Pues !mi próximo capítulo empieza casi ya! Salgo en una semana para empezar mis estudios en la Universidad Vanderbilt, en Nashville, Tennessee. –Y bueno, creo que mi esperanza, sobre todo durante estos tiempos tan locos con la pandemia y todo, ya sabes, todo lo que está pasando, con el Presidente de Estados Unidos y en el mundo, es realmente…es que, está pasando tanto. Y es que, al empezar este nuevo capítulo, mi esperanza es nomás acordarme de que haya amor en el mundo y bondad en el mundo. Y sabes que es en estos nuevos capítulos que podemos recordar por qué vivimos, por qué seguimos…

Así es que en mi nuevo capítulo, estoy intentando nomás seguir sacándome adelante, mientras miro el mundo desde un nuevo lugar, desde un nuevo capítulo. Eso, sí.

ELG: ¡Ándale! Siento tu emoción. Está vibrando por la línea.

KQ: ¡Me encanta! Sí, lo sé, estoy súper emocionada, porque me siento que…quiero decir, escucho la música todo el tiempo, es una gran parte de mi vida, pero nunca he sido ese tipo de person que puede contestar fácilmente cuando alguien me pregunta, “¿Quién es tu artista preferido?” Cosas así siempre me cuestan. Digo, como, “Todas las músicas me gustan,” ¿sabes?

Pero me gustó mucho este reto, de elegir solo dos canciones que representan ciertas cosas para mí. Espero mucho poder investigarlas con más profundidad.

ELG: Ah, qué bueno. Me alegra.

INSERCIÓN #1:

La primera canción que eligió Kahlo se llama “Code Pink,” es decir, “Código Rosa,” interpretada por el grupo, Emma’s Revolution.

[song clip] “Code Pink”

ELG: Pues gracias por presentarme con esta canción, y con este grupo, que no conocía antes.

KQ: ¡Sí!

ELG: Entonces, tal vez puedes contarnos un poco de cómo es que esta música entró en tu vida por primera vez. Y luego, por supuesto, la nuez de la cuestión: ¿cómo es que representa de dónde vienes?

KQ: Yo…realmente, yo elegí esta canción, creo, porque vengo de una familia, como dije antes, una familia que era muy guiada por la perspectiva de la justicia social. Eso quiere decir que me traían a muchas protestas, muchos eventos como aquello de SOA Watch. Allá, podía irme a una camioneta especial, y comer las botanas para los niñxs y colorear dibujos en las mesas para niñxs, y escuchar grupos chidos como éste [ELG se ríe] y cantar con ellos sin realmente saber de qué se trataba, ¿verdad?

Yo era nomás una niña pequeña corriendo de un lado a otro, cantando a coro con grupos como Emma’s Revolution a todo pulmón; pero no pensando mucho en, como, los porques de estar allí. No me preguntaba, “¿De qué realmente están cantando?” Nada de eso…y luego podía volver a casa tras unos días, justo después de la protesta, y no preocuparme de nada.

Y creo que es más o menos por eso que elegí esta canción. Es que es… es una canción muy chida, tiene un ritmo muy bueno y mucha pasión. Realmente podía atraer a una niña de cinco, seis, siete años, a través de los años. Pero yo no tenía que entender nada de lo que mencionaban en la canción, los nombres de gentes y de eventos.

ELG: Claro, sí, por supuesto…Me pregunto si ¿tal vez pudieras explicar brevemente, lo que es el SOA Watch, para lxs que no saben?

KQ: Oh sí. Bueno, SOA son las siglas de School of the Americas, La Escuela de las Américas. Es una escuela en el estado de Georgia donde entrenan a…pues es un grupo de entrenamiento militar. Dan capacitación a muchos individuos, que después se mandan a lugares internacionales donde no están bienvenidos. Han matado a muchxs, es realmente un grupo horrible. Y luego, el evento dura casi una semana allá en Georgia, protestando afuera de la Escuela de las Américas, y la gente se reúne para recordar a los y las que se han matado, por los individuos entrenados en la Escuela. También tratan de llevar paz a la zona de alrededor, de difundir ideas sobre cómo seguir con el movimiento de paz, cómo traerla al mundo. Y, emmm…es el origen de grupos muy buenos como Emma’s Revolution, es que…las letras de sus canciones comparten consejos sobre cómo traer la paz al mundo, sobre cuáles serán las organizaciones con que reunirse para poner fin a grupos como SOA.

ELG: Anjá, así que me estás diciendo que cuando te traían a estas protestas como niña, que los conjuntos musicales como Emma’s Revolution ¿se contrataron para entretener a lxs niñxs que estaban, mientras sus padres protestaba?

KQ: Sabes, había la protesta mayor, como el lugar principal. Pero luego habían varios lugares y eventos alrededor del escenario principal, cosas así, en donde habían actividades para involucrar a lxs niñxs, para promover que empezaran a refleccionar aun en la edad tierna, sobre como “¿Cuál es nuestro papel en todo esto?” Y bueno, sí, era algo como un escape, porque los eventos de niñxs eran más alegres, con más sonrisas y tocando los panderos, y menos como marchando juntos alzando cruces. Creo que también fomentaban…pues, mientras los demás estaban en grupos pequeños más intensos, yo cantaba en coro con grupos como Emma’s Revolution. Era increíble…

ELG: La canción es definitivamente una para cantar en coro. Tiene ese vaivén, ese “swing,” y luego las repeticiones de las palabras, “Code Pink” por toda la canción. Me puedo imaginar, sabes, levantando el puño en ritmo, o bien golpeando el pandero, lo que sea. Pero -- ¿qué quiere decir la frase? en el contexto del grupo, de lo que estaban haciendo?

KQ: Sí. Hace poco estaba investigando la frase “Code Pink” porque recordaba la música, y…y cuando hice una búsqueda descubrí que hay un grupo con el nombre “Code Pink,” y que trabajan en los derechos de la mujer, sobre la militarización y los derechos de la gente respecto a todo eso. Así que cuando decían, “Code Pink para la libertad, Code Pink para la paz, Code Pink para las mujeres…” – es que se están refiriendo a ellas.

ELG: -- Y sí, aquí está, aquí está el sitio Web, sale directo. Y cito: “Code Pink (que es decir, Código Rosa), una organización de base, liderada por mujeres, que trabaja para poner fin a las guerras y la militarización estadounidenses, y busca re-dirigir nuestros dólares de impuestos hacia la salud pública, la educación, trabajos ecológicos, y otros programas que afirman la vida.”

Entonces aquí está en pleno Web. Voy a asegurarme que publiquemos el enlace. Y ahora entiendo que ¡no es un concepto metafórico! sino una referencia directa a un grupo que está trabajando en el mundo.

KQ: Mm-hmm!

INSERCIÓN #2:

Sobre Emma’s Revolution y Code Pink

mma Goldman, que vivía entre:

Resulta que no hay evidencia de que Goldman nunca dijera esas palabras, pero lo que sí dijo es bonito: cito: “No creía que la Causa … debería requerir la negación de la vida y de la alegría. Quiero libertad, quiero el derecho a expresarme, quiero el derecho de todxs a gozar las cosas más bellas y relucientes.”

álbumes desde el año:

de septiembre de:

ELG: Esta canción está bien aterrizada, es muy…muy conectada con los últimos acontecimientos, pues está nombrando este grupo que realmente afronta y trabaja con esos acontecimientos. Pero también, musicalmente, tal como mencionaste, tiene un ritmo súper infeccioso, tiene este “swing” que te inspira a moverte y cantar en coro, si conoces las palabras, y…bueno. Es una obra de arte política bien eficaz.

KQ: Definitivamente, sí.

ELG: Sí…entonces, quiero hacerte una pregunta más sobre esta canción, si puedo.

KQ: Claro.

ELG: Es que…podría imaginar que alguien te escuchara, hablando de ser una niña bien pequeña, traída a las protestas, participando en las actividades de niñxs en los lugares de protesta—que esta persona pensara, “¡Híjole! es un lavado de cerebro bien fuerte!” –Y bueno, sabes, es una verdad bien incómodo que la música conlleva: es que nos convence a pesar de nosotrxs mismxs. Dijiste tú, que cuando aprendías la canción no necesariamente supieras los temas de que cantaban. ¡Ni te importaron! Pero, poco a poco la canción se enredó musicalmente en tu conciencia, se volvía una parte de quién eres, en efecto, ¿no? Y con todo eso, sí tiene esa letra, sí tiene un mensaje explícitamente político. Así que este alguien, si tuviera una perspectiva política distinta a la que se representa en las protestas del SOA Watch, es que podría sentirse bastante incómodo ante tu historia.

KQ: Pues sí, ¡definitivamente! Creo que es muy interesante cuando la música se pone tan específica. Es como leer un artículo, pero se escucha a través de una melodía. Y sí, ha sido interesante con los años, pensar en que, bueno, ésta es la música que solía escuchar, y probablemente hay varias personas en mi vida hoy que no lo escucharían, ni estarían de acuerdo con el mensaje tampoco. Es interesante, mirar el arte de este modo: realmente, ¿alguien puede estar en desacuerdo con una obra de arte? Tal vez piensas más en estar en desacuerdo con una política, o puedes estar en desacuerdo con una persona – pero una canción? No tanto, creo.

Así es interesante, hacerse mayor y darse cuenta de que todo lo que vivieras, todo lo que escucharas o leyeras puede ser completamente diferente de lo que hicieron otrxs niñxs. O sea…

ELG: Sí, sí…has dado en el clavo, creo. Sí. ¿Cómo puede uno estar en desacuerdo con una canción? Y sobre todo ¿una canción tan bien cantada y tocada y arrgelada como ésta? Quiero decir, tiene ese “swing” padrísimo…y me llamó la atención al escucharla que, sabes, no suenan enfadadas. Sí hay fuerza en sus voces, sí tienen urgencia, pero realmente suenan amigables y optimistas y positivas durante toda la canción, y eso es llamativo dado el contenido de la lírica.

KQ: Sí…

ELG: Y, bueno. ¿Cómo podemos estar en desacuerdo con eso? Además de que el mensaje básico de la canción es, que acabemos con la guerra y con el odio, y sinceramente, casi nadie que esté de mente sana estaría en desacuerdo con eso. Es más bien una ciestión de, “¿Cómo lo realizamos?”

KQ: Sí…

INSERCIÓN #3: Alguien puede estar en desacuerdo con una obra de arte?”

Es un principio fundamental del Romanticismo, que el Arte, con “A” mayúscula, sea puro; que mire más allá de los pormenores de la vida; y sobre todo que no se preste a fines políticos, manteniéndose “desinteresado;” y si no, no será realmente “Arte.” Supuestamente el “Arte real” nos levantará a una zona ideal, en dónde el desacuerdo no se aplica. De ahí, creo, la pregunta de Kahlo.

Pero muchxs artistas saben que durante la mayoría de la historia humana, el arte ha sido la herramienta por excelencia para expresar, elaborar, mejor entender, y fortalecer las posiciones y las perspectivas particulares. Por eso, el arte (con “a” minúscula) sí puede entrar en los argumentos partidarios. En fin, el arte se nutre en el desacuerdo.

Desde esta perspectiva menos idealista, el arte que pretende ser desinteresado se revela con frecuencia como un intento encubierto a fortalecer el orden establecido y dominante. Sin embargo, esta perspectiva también abre la puerta a la posibilidad de que no haya “arte eterno” ni valores artísticos “universales.”

La pregunta de Kahlo es de gran importancia para todxs que valoramos y practicamos el arte en cualquier forma. En vez de contestar la pregunta definitivamente, creo que lo importante es seguir haciéndola, quizás de manera un poco diferente: “Cuándo deberíamos estar en desacuerdo con una obra de arte?”

ELG: OK, pues estamos en un buen punto para pasar a tu próxima canción... Y tengo que decir que tus canciones se conectan de varias maneras, se conectan por sus temas, creo. Pero esta segunda canción, la que se dirige a tus esperanzas para el futuro, se acerca al tema muy diferentemente. Es que…pues se dirige a precisamente esta cuestión, sobre cómo el arte puede meterse en la política, sobre el papel que tienen cosas como canciones en un mundo en dónde cada día hay que hacer decisiones de vida y muerta, ¿sabes?

Entonces con tu permiso, vámonos directo a tu próxima canción, y después tal vez podemos retomar este hilo temático y hablarlo un poco más a fondo, con referencia a esta segunda canción.

KQ: Sí, está muy bien.

ELG: Entonces, aquí va “Dear Hate.” Que se traduciría como “Querido Odio,” creo.

SONG CLIP Maren Morris and Vince Gill, “Dear Hate”

ELG: Kahlo, estoy especialmente agradecida por haber llegado a conocer esta canción. Es que, vivo muchos momentos en que estoy manejando en la 405, escuchando las noticias en la radio, que me bombardean con mil sucesos nefastos, y me siento como no puedo escaparlos, estoy atrapada en la cajita de metal que es mi carro. Y a veces siento algo que roza a la desesperación…y bueno, esta canción se dirige a esta desesperación tan suavemente, tan diestramente…Por favor, cuéntame un poco sobre ¿cómo es que esta canción entró en tu vida?

KQ: Sí. Pues, es que…tuve la oportunidad de escucharla, a Maren Morris, en la comunidad de Joshua Tree, en un restaurante muy padre que se llama Pappy and Harriet’s. Mi mamá, mi papá y yo, fuimos a un concierto en el restaurante, un concierto al aire libre, de noche. Era súper chido, allá en el desierto. ¡Probablemente era el mejor concierto que he asistido nunca! – y bueno, cuando llegó a cantar esta canción, todos se callaron, se calmaron. Es que es tan perfecto para cualquier momento y cada lugar. Quiero decir, que claro que menciona eventos específicos, tal como hace la otra canción. Pero era una experiencia tan poderosa, escucharla en vivo, escuchando su mensaje, y…tan bonita. Contaba una cuento tan fuerte. Así que tuve una introducción, un inicio increíble con esta canción, creo.

ELG: Ahh, ¡qué lindo! Sí, me puedo imaginar eso de sentarse afuera, y como es que en el desierto parece que hay más estrellas, y mucho más grandes…

KQ: ¡Totalmente!

ELG: Mmm, sí. Pues, aún escuchándola en las bocinas chiquitas de mi compu, tiene un algo. Una magia, por cierto.

KQ: Sí, totalmente. Y…y es que, creo que justo ahora, a punto de tomar mi próximo paso de empezar en la Universidad, con todo lo que está pasando – es que, quiero decir que hay mucho odio alrededor de nosotros ahorita. Mucho conflicto, mucha tristeza. Y creo que se nos sobrecoge de diferentes manera, puede parecer que está en todos lados. Puede ser tal como decía Usted, que uno está escuchando las noticias en el carro y se siente que no puede escapar. Aún al aire libre, aún en los espacios abiertos, casi me siento que no se puede escapar…Así que, mientras tomo mis próximos pasos hacia adelante, he tenido que respirar hondo y recordarme, cuán suertuda soy, cuánto amor tengo en mi vida. Así como recordar el amor que también sale en estos tiempos duros, en los movimientos de resistencia, o entre la gente que se reúne para cuidarse. Y creo que esta canción está…bueno, sí me impactó hace dos años, cuando estaba muy libre de preocupaciones en el desierto. Pero creo que está aún más impactante cuando estés rodeado por el odio real. Así es que cuando estaba eligiendo la canción, pensaba, “Presta claridad a la vida.” Pero también es nomás una canción muy bella para escuchar.

ELG: Sí, de verdad es una canción muy bella. – Sí. Presenta el asunto muy francamente, pero en tonos tan suaves y resonantes. Y el título – sabes que, cuando me compartiste los nombres de tus dos canciones, pensaba, “Dear Hate? Querido Odio, ¿qué demonios?” Sabes? Pero luego lo escuché varias veces, y empecé a entender…pero hablemos un rato sobre ese título, me interesa qué piensas tú de ello.

KQ: Sí…es interesante, definitivamente. Es que…siempre encuentro que esa palabra, “querido,” es una palabra tan compasiva. Y por eso creo que señala un modo de tener compasión por…

ELG: Exacto.

KQ: …por la idea del odio. Como si, “Has hecho mil cosas horribles, pero todavía voy a hablarte con buena educación, voy a decirte, ‘Eyy, querido odio, puede ser que hayas acabado con muchas vidas, pero…’” –Pues es mucho más compasivo que podría ser. Pero -- ¡no sé! [se ríe]

ELG: No, estás yendo por el mismo sendero que yo, creo. Sabes que, lo estaba pensando un poco, y me trajo a la memoria la frase famosa del Dr. Martin Luther King: “La oscuridad no puede desterrar la oscuridad. Sólo la luz puede lograr eso. El odio no puede vencer el odio. Sólo el amor puede lograr eso.” A mí me parece que este título puede referirse directamente a esta cita tan famosa. Y es que, si fueras afrontarte con el odio—que siempre es una empresa bien grande—esto podría ser el mejor modo.

KQ: Sí, sí.

ELG: -- pero no es el modo fácil, estar a la altura de aquella frase, ¿verdad? Pocos pueden igualarlo consistentemente; pero una canción como ésta puede fungir como himno por el esfuerzo. No sé si lees mucha ficción, Kahlo, pero últimamente me tocó leer un libro, “The Nickel Boys,” es una novela por el escritor afro-americano, Colson Whitehead.

KQ: Anjá.

ELG: Y en la novela, esa cita del Dr King llega a ser un tema principal. Es ficción, así que se hace a través del protagonista, un afro-americano que se cría en el Sur de Estados Unidos en un cierto período, con todo lo que implica. Y se topa con unas grabaciones de los sermones del Dr King, y la cita le llama la atención, se la toma de pecho. Pero a fin de cuentas, no puede alcanzar ese grado avanzado de amor. Y es un tema de la novela, es decir, cuán difícil realmente es, cuando el odio te está llegando directo, saludarlo con amor. Cuán difícil realmente es.

Pues la novela es un viaje duro, durísimo. Pero sí te hace pensar en este asunto—que es una cosa, repetir esa cita

bonita, y otra por completo, realmente vivirla.

INSERCIÓN #4 - “La oscuridad no puede desterrar la oscuridad. Sólo la luz puede lograr eso. El odio no puede vencer el odio. Sólo el amor puede lograr eso.”

ás populares, se publicó en:

La novela de Colson Whitehead, The Nickel Boys, se ha traducido en español como “Los chicos de la Nickel.” Se ha galardonado mucho con premios nacionales bien merecidos. Cuenta de eventos y personas fictivos en un lugar real, la Escuela Arthur G. Dozier para Chicos, un así llamado “reformatorio” en la Florida que se dedicó al abuso, la tortura, y el asesinato de los chavos allí internados por el Estado, hasta que se cerró definitivamente hace apenas 10 años. El señor Whitehead ha dicho que sentía obligado a contar esta historia penosa como parte de un proceso urgente de reconocimiento de nuestras historias nacionales del abuso y la opresión.

Está bien evidente que el escritor mismo duda la capacidad del “tercer camino” del Dr King de prevalecer sobre al odio arraigado y sistémico que ha posibilitado instituciones como la Escuela Dozier. Y sí sería ingénuo si no reconociéramos que a lo mejor, la posibilidad del triunfo del amor sobre el odio en este mundo es bien escaso. En fin la cuestión de cómo afrontarnos con el odio es una que cada persona debe resolver por sí misma, y resolverla, no de una vez, sino cada día muchas veces y en muchos niveles. Kahlo tuvo la suerte de aprender muy de chiquita, que la música nos puede ayudar a mantener la resolución.

KQ: Definitavamente, y sí…es muy interesante porque creo que es súper fácil, sabes, muy fácil, cantar en coro con esta canción, o bien con cualquier canción, por ejemplo con mi primera elección por ejemplo -- cuán fácil es cantar en coro. Con todas las canciones buenas. Y es lo que la música hace para nosotrxs, ¿verdad? Podemos cantar en coro con cualquier canción que queramos, pero finalmente es un asunto de escuchar los mensajes, de escuchar lo que te están urgiendo hacer, reconocer lo que te están tratando de sembrar en la conciencia, y luego utilizar el arte de esa manera, ¿no?

Me siento como si pudiera sacarme barata, al mirar el arte nomás como arte, y así esquivar la posibilidad de tomar el arte como lección. Y bueno, es una cosa, creo, que la belleza del arte tiene que ver con su poder de, no sé… de entretejerse o meterse en la vida y así sembrar nuevas ideas.

Escucho la música, muchas veces, nomás porque tiene una melodía que me engancha, o bien un ritmo que me prepara para una cosa específica que debo hacer. Pero--pero bueno, es que todas las músicas tienen mensajes y tienen intenciones. Es un arte sin par para contar historias y compartir las experiencias que viven los artistas. En comparación con un discurso, o digamos que lees un artículo, creo que la música nos entra más fácilmente y nos convence a escuchar ciertas cosas. O tal vez es que nos disponga para aceptar. Sobre todo hoy en día, cuando todo el mundo esté leyendo y escribiendo y haciendo mil cosas, moviéndose cien millas por hora. ¡Nuestros cerebros se están explotando! – Y así es que para mí, creo que la música es más fácil porque nos entra tan suavemente. Es fácil, dejar de preocuparnos del mensaje, o de lo que pueda estar tratando de enseñarnos. Y en el caso de la cita de Martin Luther King, igual que con esta canción, estoy seguro que es mucho más difícil vivir el mensaje, precisamente porque era tan fácil dejarlo entrar en primer lugar. – ¡No sé si eso tenía sentido!

ELG: Todo el sentido del mundo. De hecho, me quedo casi sin aliento porque has podido expresar muy nítidamente algunos de los motivos fundamentales por qué he sido un músico toda la vida, músico y luego estudiosa de música. Sabes, es exactmente esto que me agarra, la cuestion de como es que la música nos entre tan ligeramente, como dices, pero luego se termina la canción y ¿cuál es el próximo paso?

KQ: Sí.

ELG: Es la parte tramposa, la parte tramposa. Pues esta canción sí va a formar parte de mi playlist particular, y uno de los motivos, sabes, es que cuando uno haya decidido a afrontar el reto de “El odio no puede vencer el odio. Sólo el amor puede lograr eso.” Tal vez uno está tratando de vivir la vida así. Pero es duro y a veces uno se siente baja.

KQ: Sí…

ELG: Una canción como esta puede entrar en la vida en un buen momento y… levantarte, apoyarte. Tiene ese espíritu de gentileza, como una gentileza poderosa, yo diría. Sí. Gracias por habérmela presentado.

- Pues bueno. Qué entrevista más bonita. Quiero agradecerte, Kahlo.

KQ: Pues, gracias a Usted. Es tan, es tan especial escuchar su perspectiva sobre las canciones que compartí. O sea, hay tanta música en el mundo, ¿verdad? Música nos rodea todos los días. Y creo que con ambas canciones, era fácil nomás decirme que, “Okay, sí, esta canción significa esto.” Pero que bonito, que Usted sepa cómo ir más al fondo. No había pensado en ninguna de las dos canciones desde las perspectivas que me sugirió. Lo aprecio mucho.

ELG: Pues, órale, gracias. ¡Acabas de colmar mi día! O sea, supongo que en fin, ¡tantos años en la Universidad probablemente sí valían por algo! [las dos se ríen] Pero no, sinceramente, aprecio tu comentario. –Y bueno, sabes, sólo logramos nuevas perspectivas porque estamos dialogando. Es que, si yo escribiera mis pensamientos en torno a la canción y te los mandara en un email, te dejaría fría. Es porque las estamos compartiendo que las ideas se encienden, que cobran vida.

KQ: Definitivamente.

OUTRO PARTICULAR

Hay pocas cosas más inspiradoras que platicar con jóvenes que están en vías de encontrar sus palabras y sus caminos hacia volverse personas fuertes, conscientes y pro-activas en el mundo. Aquí mismo encuentro mi esperanza mayor.

OUTRO

¿Quisieran saber más?

En nuestro sitio Web, siyofuera.org, pueden encontrar transcripciones completas en ambas lenguas de cad entrevistaa; nuestro Blog, donde indagamos más en los asuntos históricos, culturales, y políticos que surgen en torno a cada canción; enlaces para oyentes que quisieran investigar un tema más a fondo; y unos imágenes muy chidos. Encontrarán un playlist con todas las canciones de todas las entrevistas hasta la fecha, así como otro playlist elegido por nuestro equipo.

¡Esperamos sus comentarios o preguntas! Contáctennos en nuestro sitio Web, siyofuera.org, o bien pueden participar en la conversación “Si yo fuera” a través de los medios sociales. Estamos en FeisBuk e Instagram. Y, pues, también hay el modo antiguo, de boca en boca. Si les gusta nuestro show, por favor digan a sus amigxs y familiares que lo escuchen. Y por favor, suscríbanse, a través de su plataforma de podcast preferida. Les traeremos una nueva entrevista cada dos semanas, los viernes por la mañana.

Julia Alanis, Cynthia Marcel De La Torre, y Wesley McClintock son nuestros soniderxs; Zoë Broussard y Laura Díaz manejan la mercadotecnia; David Castañeda es Investigador de Música; Jen Orenstein traduce las entrevistas entre español e inglés; y Deyaneira García y Alex Dolven facilitan la producción. Somos una entidad sin fines de lucro, actualmente y agradecidamente apoyada por una beca desde la Fundación John Simon Guggenheim, así como fondos desde el Programa de Becas de Facultad de la Universidad de California, Los Angeles, y de la Escuela de Música Herb Alpert en la misma Universidad.

Por ahora, y hasta la próxima entrevista--¡que sigan escuchando unxs a otrxs!

Soy Elisabeth Le Guin, y esto es, “Si yo fuera una canción -- If I were a song…”

Links