Artwork for podcast Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song)
Don Apolonio Cortés (Original, Español)
Episode 1424th September 2021 • Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song) • Elisabeth Le Guin
00:00:00 00:52:57

Share Episode

Shownotes

La filosofía de la autosuficiencia radical le ha servido bien durante una vida llena de movimientos y desplazamientos. Sin embargo, casi a pesar de sí mismo, Don Apolonio se ha quedado en Santa Ana 20 años ya, y se ha vuelto activista comunitario. Así ¡espera vivir hasta la edad de 200 años!

BIBLIOGRAFÍA y ENLACES

__________________________________________________________________

Amado Nervo

Wikipedia (español) https://es.wikipedia.org/wiki/Amado_Nervo

Un buen número de obras por o sobre Nervo están en el dominio público y se puede accederlas a través del Archivo del Internet: https://archive.org/search.php?query=%28%28subject%3A%22Nervo%2C%20Amado%22%20OR%20subject%3A%22Amado%20Nervo%22%20OR%20creator%3A%22Nervo%2C%20Amado%22%20OR%20creator%3A%22Amado%20Nervo%22%20OR%20creator%3A%22Nervo%2C%20A%2E%22%20OR%20title%3A%22Amado%20Nervo%22%20OR%20description%3A%22Nervo%2C%20Amado%22%20OR%20description%3A%22Amado%20Nervo%22%29%20OR%20%28%221870-1919%22%20AND%20Nervo%29%29%20AND%20%28-mediatype:software%29

__________________________________________________________________

La Biblia, Timoteo I & II

En español usé la edición Reina Valera de 1960, https://www.biblia.es/reina-valera-1960.php

__________________________________________________________________

La autosuficiencia radical

Además de las raíces bíblicas, la filosofía de Don Apolonio tiene unos antecedentes notables en los Trascendentalistas de la Nueva Inglaterra del s. XIX.

“Confianza en uno mismo,” trad. Pedro Tena. Madrid: Grupo Anaya, 2010


“Walden o La vida en los bosques,” versión pdf descargable, https://freeditorial.com/es/books/walden-o-la-vida-en-los-bosques


__________________________________________________________________

El Návajo Azul & la música “New Age”


Le Guin, Elisabeth. "Uneasy Listening." repercussions 3.1 (1994): 519.

https://www.ocf.berkeley.edu/~repercus/wp-content/uploads/2011/07/repercussions-Vol.-3-No.-1-LeGuin-Elisabeth-Uneasy-Listening.pdf


  • an academic article about New Age music, by your Program Host. English only.


__________________________________________________________________

THRIVE CLT/fideicomiso


https://www.thrivesantaana.org/  -- Email: thrivesantaana@gmail.com

714-987-2009


“¿Qué son y cómo funcionan los fideicomisos?” https://www.minfin.gob.gt/que-son-y-como-funcionan-los-fideicomisos

  • artículo publicado por el gobierno de Guatemala (sólo en español)

Transcripts

Saludos y bienvenidxs al episodio más reciente de “Si yo fuera una canción.” Somos un podcast y programa de radio, en donde la gente de Santa Ana, California nos cuenta en sus propias palabras, de las músicas que más le importan.

ELG: Soy Elisabeth Le Guin, la anfitriona del programa, y Directora del proyecto.

Este proyecto se basa en mi convicción que nosotrxs, la gente del mundo moderno, necesitamos aprender a mejor escucharnos; y que la música, con todo lo que nos conlleva, es el lugar perfecto para empezar.

DAVID: Mi nombre es David Castañeda, investigador de música aquí en el podcast SYFUC. Estoy muy feliz de ser parte de este proyecto, utilizando mi entrenamiento académico y mi experiencia profesional como músico, para traerles las historias, la música y las experiencias vividas de quienes viven aquí en Santa Ana.

ELG: Si pasas algún tiempo en las calles y espacios públicos de Santa Ana, a lo mejor vas a vislumbrar a un señor, baja de estatura, sólido y elegante, no jóven, pero sano y fuerte, pasando en su bicicleta. Es Apolonio Cortés. Tuvimos la suerte de poder persuadirle a bajar de su bici por un rato, para entrevistarnos en el episodio de hoy. Don Apolonio es muy trabajador por parte de su prójimo. En este episodio, comparte con nosotros algo de la filosofía personal que le conduce al altruismo.

Pocos minutos antes de grabar la entrevista, Apolonio y yo nos enteramos de que nacimos en el mismo año. Creo que fue esta realización que le condució, hacia el fin de la entrevista, a opinar vívidamente sobre lo que significa, y NO significa, envejecerse. ¡Todavía estoy tratando de alcanzarle en esto!

ELG: Pues bienvenido, don Apolonio. Estoy muy emocionada por tenerle presente para una entrevista esta mañana, y quizás podemos empezar, nomás presentándole al público, a los y las que van a escuchar el programa.

Apolonio Cortés: Bueno, mi nombre es Apolonio Cortés. Sánchez, apellido de mi mamá.

ELG: ¿Cómo es que llegó a vivir en Santa Ana? Cuánto tiempo ha estado aquí?

Apolonio Cortés: Pues llego un poco más de 20 años por acá en Santa Ana, y es de, me vine por necesidad. Según, yo me vine por un corto tiempo. Y ese tiempo se ha extendido por lo menos, pero ha sido más del que yo calculaba estar aquí.

ELG: Anjá.

Apolonio Cortés: Yo calculaba estar a lo máximo dos años. Pensaba regresar pronto.

ELG: Y ¿de cuál parte de México?

Apolonio Cortés: Sí. Soy de la, del Estado de Guerrero. La región de la montaña. Es de, según es el corazón de la montaña, aunque yo soy exactamente de Zapotitlán Tablas, Guerrero.

ELG: Sí, y ¿era la primera vez que había llegado a Estados Unidos? o --

Apolonio Cortés: Honestamente, fue la segunda vez, fue -- la primera vez llegué a Los Ángeles, en Los Ángeles en el '93, a conseguir trabajo, o más bien recolectar un poco de dinero porque según quería empezar un negocio allá --

ELG: Claro.

Apolonio Cortés: --en Guerrero, con mi familia. Es de, de hecho, en Los Ángeles no pude trabajar en el 93 y tuve que irme al estado de Maryland. Y allá sí pude trabajar, y pude juntar un poco de dinero, creo yo. Supuestamente según ya era lo suficiente que necesitaba yo para empezar.

ELG: Sí.

Apolonio Cortés: Pero no contaba con un imprevisto. Justo un día antes de que yo iba a tomar, al abordar el avión para regresarme, fue hospitalizada la madre de mis chicos y apenas, apenas alcanzó para pagar, cubrir los gastos de su operación.

ELG: Ooohhh...

Apolonio Cortés: Y creo fue un pecado de mi parte, es de, el haber estado esta primera vez, porque a raíz de eso fue que me di cuenta que el hecho de trabajar aquí en Estados Unidos, como un día que trabaja uno alcanza para comer bien una semana. Aquí, aquí en Estados Unidos.

ELG: Sí. Sí.

Apolonio Cortés: Y en México ¡trabajas prácticamente una semana para poder comer un día! O sea, hay un mundo de diferencia, y creo [que] fue por eso que me tuve que volver a venir, porque honestamente yo ya no tenía intención de volver. Y bueno, es de, tuve que venir y aquí estoy otra vez. Todavía.

ELG: Y su oficio allá en México -- ¿ha podido seguir con el mismo oficio? O ¿ha tenido que trabajar en otros campos, digamos?

Apolonio Cortés: Honestamente, es de... Yo soy instructor de karate. Es de, me gradué en el ochenta y cuatro, finales del 84. Yo empecé a trabajar obviamente en este. Como instructor. Inclusive me fui al estado de Guerrero a abrir una escuela en Amecameca, y en varios lugares... Chimalhuacán, Estado de México. Hay varias escuelas y pues más o menos estaba ahí. No muy bien, pero más o menos estaba. El caso es que por una razón no tenía un lugar fijo y ese era mi problema.

ELG: Sí.

Apolonio Cortés: Entonces tuve que en cierta forma dejar a un lado esa [¿empresa?]. Y me tuve que ir a Acapulco y allá estudié un poco de fotografía, y la verdad, fue lo que me dediqué. Fue que hice un poco de [guía de] un cierto capital, y adquirí un pequeño lote allá, pero casi que luego las cosas empezaron a ponerse difíciles, y regresé a Guerrero y casi que de allí, [pensé] "Bueno, algo tengo que hacer." Entonces puede que [me] decidí venir en 90 y -- finales de 92, casi el '93, me vine para acá. Allá en la ciudad de Baltimore, exactamente donde viví, allá fue donde escuché varias personas, decían "No, que Santana, piensa que hace mucho que la gente de Santa Ana," y que honestamente yo solamente llegué a Los Ángeles, yo no sabía de nada, "Santa Ana, donde quedará?"

ELG: Así que ¿tuvo que llegar a Baltimore para escuchar de Santa Ana?

Apolonio Cortés: Sí, así es.

ELG: [se ríe] Qué ironía, no?

Apolonio Cortés: ¡Sí! Y dicen, "No, porque, Santa Ana está bien bonita," y quien sabe qué... Y entonces, ya en la segunda vez que me vine, antes, llegué aquí a la ciudad de Huntington Beach. Pero de allí me empecé a desplazar aquí a Santa Ana. Los trabajos regulares siempre estaban aquí en Santa Ana. Y ya al poco tiempo me vine para acá.

ELG: Muy bien, y así ha estado -- me dijo dos décadas, en efecto.

Apolonio Cortés: Pues si, pero también he estado por dos años y fracción en el estado de Carolina del Norte.

ELG: Anjá.

Apolonio Cortés: Allá estuve por dos años, prácticamente.

ELG: Bueno, y entre los varios lugares en que ha vivido en Estados Unidos, ¿qué tiene Santa Ana para recomendarse? Aparte de, bueno, hay un mercado de trabajo, me imagino, un poco más abierto, digamos. Pero ¿qué tiene Santa Ana como lugar de radicar la vida?

Apolonio Cortés: Pues honestamente, le voy a comparar en cierta forma el Carolina del Norte y Santa Ana. Y la verdad, primero, Carolina del Norte tiene la ventaja de que, no sé, pero para mí, la gente es gente nativa, mucha gente morena de la parte dónde yo estuve, en el condado de Greensboro. Y es de, la gente bien amable, aunque no te conozcan te saludan. O sea, no sé, la gente para mi muy, muy... Muy de tipo provincia, yo digo, como por lo menos ya me identifiqué mucho con como es la gente en Guerrero, de la gente -- yo soy la parte de la montaña y te digo a la gente también es bien....es de, aunque no te conozca te saluda. No sé, es algo que guardo en mis recuerdos como algo así...

ELG: Sí, como un ambiente un poco más pueblerino, ¿no?

como a cuatro millas, otra de:

ELG: Y aquí vivimos en una --

Apolonio Cortés: --Y perdón, nada más quería concluir con mis, es de... Entonces es esto para mí una idea, que me identifiqué mucho con la gente, que es bien amable. Pero aquí, por el idioma. La mayoría de la gente habla en español, o sea me es muy confortable para mí.

ELG: Sí.

Apolonio Cortés: Y aunque mucha gente aquí ha perdido, yo digo, los valores, o por lo menos, pienso que algo muy importante es saludar. Pues un saludo, yo digo, acá ¡nadie! Al contrario, mucha gente que está muy ensimismada. Ayuda un poco a distraerse y a volver a la realidad que estamos en comunidad.

ELG: Si es una lucha, ¿verdad? Eso de crear y sostener un sentido de comunidad aquí en en la mega-ciudad que es el Condado de Orange y Los Ángeles, y todo. Hay que trabajarlo, ¿verdad?

Apolonio Cortés: Sí.

ELG: Sí. Pues bueno, pasamos entonces a hablar un poco de las canciones que eligió. Y ¿hay una de ellas que ha que expresa más fuertemente la idea de sus orígenes, de dónde es usted?

Apolonio Cortés: Es de, pues…. La verdad, batallé para tratar de buscar algo que, una que me diera [donde se] una parte de identidad, pero honestamente, no encontré. Entonces, inclusive este por ejemplo que es un poema de Amado Nervo, que es "gracias a la vida."

ELG: Sí, sí, el poema bellísimo, el poema me encanta. Y, ah, con su permiso vamos a escuchar una versión hablada, con un poco de música al fondo para dar ambiente, creo, para que nos ponga un poco en, como, en el ánimo del poema. Y luego lo hablaremos un poco. Bueno, aquí el poema "En paz," y él que recita el poema se llama Carlos Razo.

“Artifex vitae, artifex sui”

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,

porque nunca me diste ni esperanza fallida,

ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino

que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,

fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:

cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:

¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;

mas no me prometiste tan sólo noches buenas;

y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

CLIP DE MÚSICA #1:

Carlos Razo recita “En Paz” poema de Amado Nervo

____________

ENCARTE #1

az -- se nació en Nayarit en:

Es decir, que el poeta mismo sólo tenía cuarenta y seis años al publicarlo y murió en tres años más tarde. En realidad, si fuera muy cerca a su ocaso, tal como dice en el poema, pero no creo que tuviera ninguna ocasión de pensarlo en aquel entonces.

El poema empieza con un epigrama en latín, no hablado por el artista de la grabación. Y es eso: "Artifex vitae, artifex sui," es decir, "constructor de la vida, constructor de uno mismo." La filosofía, así resumido, es la de una autosuficiencia radical.

____________

ELG: Ya. Pues...no veo a usted como alguien muy cerca a su ocaso, tal como él que escribió el poema. Pero es un poema que mira hacia atrás a toda una vida, verdad?

Apolonio Cortés: Creo que en cierta forma. Desde que tenemos que morir, día a día, filosóficamente, obviamente, como dejando atrás lo que ya quedó atrás, y vamos hacia adelante, o sea que, es un cambio, es una transformación continua. Y creo yo que es, ese es el reto. Yo soy creyente en Dios, creo que existe Dios, y que... Y parte de la Biblia en donde habla de Timoteo, dice que "Tenemos que renovar nuestros pensamientos y nuestra manera de pensar, de ver..." Entonces, creo que tenemos que, ahora sí, dejar lo que realmente no nos ayuda, no nos ayuda a hacer lo que queremos ser, porque sabemos realmente lo que queremos, pero nos distraemos, yo digo, por cosas tal vez muy superflúas, muy...

ELG: [carcajea suavemente] Sí.

Apolonio Cortés: ...muy sin valor. Y yo creo que un poco de disciplina, se nos ayuda a generar esos cambios para llegar a ser lo que queremos ser. Fuimos diseñados para ser excelentes, y para hacer esos cambios que necesitamos hacer. Que vislumbramos, pero que de alguna forma nos falta llegar ahí.

ELG: Y empezando de nuevo cada día, no?

Apolonio Cortés: Sí, sí, es una lucha constante.

ELG: Es una lucha constante. Estoy de acuerdo.

_______________

ENCARTE #2 – Timoteo en la Biblia

ELG: Apolonio menciona a Timoteo, él de la Biblia. Yo creo que está refiriéndose a dos libros del Nuevo Testamento, Timoteo 1 y 2. Cada uno es una carta del apóstol Pablo a su discípulo Timoteo, y cada uno está cargada de consejos sobre cómo predicar y cómo vivir como buen cristiano. Me parece que Apolonio se está refiriendo a dos pasajes dentro de esas cartas. El primero sería Primer Timoteo, capítulo 3, verso 5, y cito: "Pues él que no sabe gobernar su propia casa, cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?" El segundo sería la segunda carta a Timoteo, capítulo 2, versos 20 y 21, otra vez cito: "En una casa grande hay no sólo utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro, y unos son para usos honrosos y otros para usos viles. Así que quien se limpia de usos malos será un instrumento para honra, santificado, útil al Señor y dispuesto para toda buena obra." Bueno, no es mi costumbre citar de la Biblia en este podcast; pero yo creo que es muy interesante que esta filosofia que expresa tan bien don Apolonio de la autosuficiencia radical -- "todo, todo lo bueno, todo lo malo empieza conmigo." Es, bueno, la raíz de esta filosofía. Y muy portátil, muy útil al migrante. Pero yo lo encuentro bastante interesante, que se puede ver las raíces de esa filosofía moderna en un texto tan antiguo como es la misma Biblia.

_________________________________

ELG. Yo noto en el poema, ahhh... Bueno, es un poema de agradecimiento a la vida y aceptación del, bueno, de las luchas, de los retos que nos otorga la vida.

Ah, y --- [miau] ¡Y es mi gatita! Disculpe.

Apolonio Cortés: Sirve de música de fondo.

ELG: No -- [se ríen los dos] no, tengo que desterrarla. Dame un ratito.

[destierra la gata]

ELG: Iba a decir que Usted ha tenido una vida con muchos desplazamientos, en búsqueda de la estabilidad, de la paz merecida. Y esto uno podría interpretar como una injusticia de la vida. Pero con este poema, y con lo que me ha dicho, está expresando otra filosofía, que es más bien de aceptar lo que llega y hacer lo mejor que podemos. ¿Verdad?

Apolonio Cortés: Sí, completamente. Y bueno, los pensamientos que predominan sobre nosotros, o sea, somos parte de eso, de los pensamientos que tenemos, y que nos dominan en cierta forma. Ahora ya estoy consciente de ello. Afortunadamente ya estoy consciente, porque cuando la gente no está consciente, es, "¡Oh! Me pasé esto, me pasa al otro. Y ¿por qué? Cuál es la razón?" -- Porque ¡yo! Porque yo!

ELG: Claro.

Apolonio Cortés: Pues parte de las consecuencias es por la manera en que uno alberga los pensamientos y les da uno cabida, les da uno... Sí, esa es la lucha por lo menos que yo he vislumbrado que tengo que superar y tengo que ganar día a día.

ELG: Mm hm, Mm hm. Bueno, tiene mucha sabiduría. Me pregunto, sin embargo, sobre el papel de la protesta o la resistencia. ¿Alguna vez usted ha sentido movido a protestar, a resistir, a luchar en otro sentido, el sentido de la lucha social, digamos? O ¿no tanto? O ¿cómo cabe esa parte de la vida para Usted?

Apolonio Cortés: A ver, le explico un poquito. Honestamente hace, esa era hace tiempo, a lo mejor que yo era un adolescente, cuando por primera vez escuché este pensamiento que dice, es de... "Si quieres darle de comer un día a un hombre, dale un pescado, pero si quieres alimentarle toda su vida, enséñale a pescar." Y honestamente, esa ha sido una de las frases que de alguna forma me han movido a tratar de entenderla, cómo y dónde y por qué, y cuándo, y…Entonces la verdad es, lo que me ha movido a tratar de entender, aunque reconozco que hubo por un lapso de mi vida en que me dejé, ahora sí, envolverme por el sistema. Desafortunadamente. [Pero] por lo menos me he dado cuenta... Que el sistema no quiere que estemos conscientes de esta situación de la que estamos pasando. Nos quieren tener como hipnotizados, como aletargados. Para no dar ese cambio, no generar ese cambio, no llegar a ese cambio.

ELG: Me gusta muchísimo lo del pescado y aprender a pescar ,y creo que es muy, muy apto. Tiene que ver con el valor supremo de la enseñanza, ¿no? De educar y enseñar uno a otro. Y así vamos a superar el hypnosis social que vivimos. [se ríe]

Apolonio Cortés: Sí, creo que sí. Es una lucha de manera individual. Pero esto no sucede hasta que estamos conscientes de ello, hasta que logramos tener ese estado de conciencia en la cual, nos impulsa a buscar algo más que lo que hemos estado pasando o viviendo, o que hemos estado experimentando, ¿no? Y que no nos gusta y de alguna forma... Pero sin embargo, allí estamos así, y no podemos salir de, porque la inercia nos tiene en su dinámica de, pues, cierta forma de comodidad que nos tiene, yo digo. Es que estamos conscientes de que no nos gusta, pero ahí estamos.

ELG: Pues bueno, admiro mucho su filosofía de calma. Sacar de una vida de migraciones y inestabilidades económicas, que son resultados de la inestabilidad económica internacional en los últimos 50 años, todo esto... Salir de una vida así, con este sentido de calma, tranquilidad... Espero que no sea excesiva, pero lo admiro mucho.

Apolonio Cortés: Bueno. Para mí es importante poder servir, eficientemente. Yo soy creyente, y Jesucristo, es lo que nos vino, yo digo, a enseñar: ¡a servir! Esa es la razón principal de la vida, de nuestra existencia: de servir con eficiencia, de ser útil. Al medio dónde estás, dónde uno vive, donde se desarrolla y en el momento, yo digo, dar lo mejor de uno, contribuir con lo mejor de uno para poder hacer ese cambio. Y por lo menos en mi experiencia, yo veo algo mal -- ¡allá! Veo, juzgo, pero no me percato de que el problema está en mi persona. Entonces el cambio tiene que generarse desde mí. Hacia allá. Yo quiero ver el cambio allá, siempre hacia el frente, o sea, lo que sea externo de mí. Pero de lo que está externo de mí, no tengo control. Pero el control sí lo tengo, en mí.

ELG: Sí. Sí, todo cambio empieza desde adentro, ¿no? Y en cuanto al servicio: ¿a quienes quiere usted servir?

Apolonio Cortés: [Pues quisiera servir a todos los que me permitieran servirlos lo mejor. Tal vez cada quien tiene un nivel de necesidad, y ¿cómo puede yo saber exactamente cómo puedo servir a cada uno en la capacidad muchas veces de su necesidad? Pero ¿cómo puedo yo ser efectivo? Uno tiene que ser muy sensible para poder entender esto. Porque cada quien tiene sus propias necesidades y sus propias luchas.

ELG: Sí, su propia historia, por así decirlo. Sí... En cuanto al momento actual, ¿en qué empresas o iniciativas está involucrado?

Apolonio Cortés: Bueno, es de... Estoy involucrado con THRIVE. Es un fideicomiso.

ELG: Mm hm. Sí.

Apolonio Cortés: El problema, por lo menos inmediato que tenemos, es la vivienda, ¿no? Es el hecho de que nuestra gente, por necesidad, se vive aglomerada, comparten sus espacios de tal forma que prácticamente el espacio que les correspondía es bien reducido, y esto por la economía, por tratar de economizar. Y sobre todo, los niños son los que me preocupa a mí, que son el futuro de nuestra sociedad en esta comunidad, que son los más afectados, lamentablemente, por los espacios reducidos que tienen, y no tienen dónde jugar. Esto implica estrés, de mala alimentación, o sea varios factores por el espacio reducido en que están. Y obviamente es una cadena de problemas que suscita, ¿no?

ELG: Hay retos dentro de otros retos, ¿verdad?

Apolonio Cortés: Sí, sí.

ELG: O una cadena, tal como dice.

Apolonio Cortés: Entonces, me he involucrado en esto de los espacios públicos con el fideicomiso. De alguna forma presentamos como una solución, una pequeña solución a un gran problema que existe en nuestra comunidad, que es la vivienda.

__________________________________

INSERT #3 – unos infos sobre THRIVE

DC: Un fideicomiso, muchas veces conocido por sus siglos en ingles, CLT (community land trust) es una organización sin fines de lucro, basada en comunidades determinadas, que guarda y protege las tierras para las necesidades de la gente de la comunidad, necesidades muchas veces pasadas por alto en el desarrollo comercial: la vivienda de precio razonable, jardines comunitarios, espacios públicos, granjas urbanas, espacios de comercio comunitario, y otros bienes.

THRIVE -- en español “florecer” – es el primer, y hasta la fecha el único, fideicomiso en Santa Ana. Fue fundado por residentes de la ciudad y organizaciones comunitarias con 100 años de experiencia entre sí, y se basa en torno a las iniciativas protagonizadas por residentes

___________________________________

Apolonio Cortés: Por lo menos desde mi perspectiva, el hecho de tener un espacio, ya sea para vivienda, para cultivar, como parque recreacional, como quiera que se le use. Pues ya es algo grandioso y muy necesario, digo, para nuestra comunidad. Yo soy de allá del estado de Guerrero y allá se dice que, "Yo soy de allá, no? la Tierra no es mía. ¡Yo pertenezco a la Tierra!"

ELG: Mmmm, ¡sí!

Apolonio Cortés: Y no, "La tierra me pertenece a mí." Yo pertenezco a ella, porque ella es la que me da, me alimenta. Me sostiene. Me da vida. Para mí este concepto, pues, de propiedad, que muchas veces se maneja aquí así: "Yo hago lo que quiero, con tal de lucrar, con tal de... Y no me importa a quienes afecte," ¿no? Entonces...

ELG: Mm hm. Sí, es lo opuesto a la actitud que acaba de describir, de pertenecerse a la tierra. Y bueno, qué diferencia, ¿verdad? Pero bueno, sí, este derecho fundamental de tener acceso a un espacio propio, en que arraigarse, en que crecerse. Bueno, la metáfora de las plantas ¡no se puede evitar, creo! [se ríe] Es que...

Apolonio Cortés: -- Son parte, son parte. Como armonizamos con ello? Yo creo que es importante porque las plantas también nos dan, nos proveen el oxígeno que necesitamos, porque ellas sintetizan y todo eso. Entonces nos alimentan, o sea, nos curan. Todo es importante.

ELG: Todo, todo. Hay que explorarlo y a veces luchar y hablarlo infinitamente. Y estoy muy de acuerdo…Vamos a pasar a la otra canción que me mencionó. Muy... Una elección muy interesante, esto de "El Návajo Azul.” ¿cuando escucha usted a esta canción? ¿Qué papel tiene en su vida?

Apolonio Cortés: Le comento, es remontando en, por ejemplo, en el... Setenta y dos, mil novecientos setenta y dos, que lo escuché por primera vez. No conozco la letra. no conozco Simplemente el sonido, el sonido de este instrumental que escuché y, no sé, para mí, hizo una conexión. Como algo adónde yo quiero llegar, adónde quiero ser...

ELG: [No creo que tenga letra, esta canción. Es puramente instrumental y a mí me parece a veces, que las canciones instrumentales pintan como un paisaje mental o un paisaje interno, no? En que uno puede caminar a gusto, pero en la imaginación.

Apolonio Cortés: Completamente. No sé. A mí me remonta y me da una paz, una tranquilidad, no sé. Algo que es una experiencia, ¿eh?

ELG: Pues que lo escuchemos brevemente y luego lo hablaremos un poco más.

CLIP DE MÚSICA #2:

“El Navajo Azul”

ELG: Pues uno se calma, uno se tranquiliza después de escucharlo, no?

Apolonio Cortés: Sí...

ELG: Me llama la atención el hecho de que en estas entrevistas que -- he estado realizando entrevistas durante un año ya, y ¡usted es el primer entrevistado que ha elegido una pista sonora instrumental! Todo el mundo elige canciones con letra. Y es la primera vez que he tenido la oportunidad de hablar un poco de la música sin palabras, y cómo es que nos sirve en la vida. Muy interesante... Es que mucha gente, a muchos, nos relacionamos principalmente con la palabra, no? Con este tipo de significación que llega a través de la habla, de las palabras. Pero la música tiene otro camino. También. Encima. Y, no sé…

_________________

INSERT #4. El Návajo Azul

NOTA: no es una traducción, sino trata de temas parecidos. Los diálogos de encartes se hablan de manera improvisada

ELG: Esta melodía, esta pieza, el "Návajo azul”…te di la tarea de buscar los orígenes de esta pieza porque yo no podía encontrar nada. Parece ser una pieza sin orígenes. Pero, ¿que encontraste?

DC: Bueno, fue un trabajo enorme, porque esta canción para mí me pegó tan interesante, porque de lo que pude encontrar yo, empezó en forma de festejo, de Perú.

ELG: ¿Perú?

DC: Fue un festejo de Perú. Música afro-peruana, un festejo. Así empezó. Y después de eso, por cualquier razón, un señor que se llama Gyorgy Zamphir, que toca un instrumento que se llama el Nai, que es muy parecido a la flauta indígena, ¿no? --de Romania, lo escuchó --

ELG: Espera, espera. Romania. No de Perú, no del Perú --

DC: No.

ELG: -- de Romania.

DC: Romania, Romania.

ELG: OK [se ríe]

DC: Escuchó esta canción, esta melodía. E hizo una grabación de esta canción que se fue para todos lados y en cualquier parte del mundo [se ríe) Y él fue parte de un movimiento musical que se llama New Age.

New Age es como... OK, empezó con músicos alemanes --

ELG: Anjá.

DC: -- que estaban leyendo libros como el Popol Vuh, y muchos libros de...

ELG: [-- Es el libro místico, es un libro céntrico a la filosofía y cosmovisión de los maya.

DC: Exacto, exacto.

ELG: Así que un grupo de músicos alemanes en, en como los años 70, verdad? --

DC: Exacto, sí.

ELG: -- están leyendo el Popol Vuh, y me imagino otros textos de pueblos indígenas. En efecto, eran hippies, verdad?

DC: Hippies, hippies! Exacto, eran hippies. Y estaban leyendo estos textos y se inspiran, y lo que hicieron fue también usar synthesizers [sintetizadores] en crear música.

Y este señor Zamphir hizo esta grabación con synthesizers y su instrumento, que fue el Nai, o pan flute, fue la creación de esta versión del "Návajo Azul."

ELG: Y ¿se sabe por qué tiene este título?

DC: Todavía nos queda trabajo para saber eso. [se ríe] Porque yo no sé...Quizás podamos hablar con el señor Zamphir y podamos hacer más trabajo en saber, en investigar...

ELG: Es una historia. Y quiero señalar que estas historias pasan con frecuencia con músicas muy conocidas. Es que, hacen giras internacionales, mundiales…Y en este caso, desde posiblemente el Perú, hasta Romania --

DC: Romania. [se ríen lxs dos]

ELG: -- Y Alemania, con referencia a los Maya. Y luego resulta ser como una pista con mucha presencia en el Internet, hay muchísimas versiones con el título que hace más referencia a un pueblo indígena de Estados Unidos y -- es increíble. Pero con todo eso. Este tipo de música instrumental de New Age para gente como Don Apolonio, esta música sirve para dar un sentido de espacio personal. Sirve como banda sonora de la vida. Y Don Apolonio no está solo en esto. Muchísima gente usa este tipo de música para prestar a la vida un poco más ambiente, digamos, y esto, creo que es muy notable, no?

DC: Sí, sí, sí, muy notable. Exacto.

________________

ELG. ¿Usted escucha mucha música instrumental, hablando en general?

Apolonio Cortés: Si, un poco. Soy adicto.

ELG: [se ríe] Que buena adicción.

Apolonio Cortés: Me ayuda a relajarme, me hace por lo menos me saca del mundo de los problemas que existen. Quiero decir que mi meta es, debo ser el cambio que deseo ver. En el mundo, en la comunidad donde estoy.

ELG: Eso.

Apolonio Cortés: Es un reto, obviamente, como le decía, procurar ver menos allá, y ver más acá. Hacia mí y a mi persona, Es un reto que tengo más personal, para generar el cambio verdadero, que quiero ver --

ELG: Sí.

Apolonio Cortés: -- en mi corta estancia en este mundo.

ELG: Y sí… Y la música instrumental ayuda mucho a...mmm. A pintar este mundo presente, actual, pero también otro, verdad? Es que yo me siento mucho más presente escuchando la música instrumental. Mucho más presente; pero es como una presencia con otro horizonte.

Apolonio Cortés: Sí. Otra posibilidad tiene.

ELG: Eso. Eso sí. Ay, qué bonito, qué bonito… Y yo nomás iba a decir que este sentido de paz que proporciona este "Návajo azul," esta pista que escuchamos, es muy bonita nota en que acabar una entrevista.

Apolonio Cortés: Fue un placer participar con ustedes y bueno, si en algo puede contribuir para mejorar, pues, aquí estoy, estoy disponible para aportar. Gracias por la oportunidad.

ELG: Las gracias son nuestras. Es que sí, ha aportado mucho. Su sabiduría, su tranquilidad. Hablando personalmente, para mí es que yo me siento calmada, con los pies en la tierra. Me siento así después de pasar una bonita hora con Usted.

Apolonio Cortés: Gracias, gracias. -- Y bueno, este, este es un reto para usted también, inclusive, yo digo...si tenemos casi edades similares, pienso que tenemos mucho, mucho.... No sé, yo me siento con mucha energía para... Tengo muchos planes. A 10 años, a 15 años, a 25 años todavía.

ELG:¡Mm hmm!

Apolonio Cortés: Me siento con, no sé, con mucha esperanza de poder contribuir. A manera de servicio a esta comunidad, pero también quiero regresar a la comunidad donde me crié, donde nací, me siento en cierta forma como en deuda. Poder regresar y contribuir.

ELG: Y ¿es una posibilidad para usted? ¿Su estatus migratorio lo permite, o...?

Apolonio Cortés: [Honestamente, que me dicen algunos que "No puedes ir a México, por estar." Pues, de que puedo ir, ¡puedo ir! Pero no puedo regresar.

ELG: Eso. Mm hm.

Apolonio Cortés: Yo digo, que a cualquier lugar del mundo, ¡puedo ir! He sido un poco andariego, he estado en Nueva York, he estado en Tampa, Florida, estado en...algunos lugares, así que se me ha dado la oportunidad y lo sí he aprovechado. Estoy satisfecho con ello. Y pues ahora por lo menos pienso que ningún lugar está demasiado lejos para ahora.

ELG: Si. En efecto, el mundo resulta ser bastante chiquito...

Apolonio Cortés: Globalizado actualmente, ¿verdad?

ELG: Sí...Pues ojalá que su tierra natal, a la cual más pertenece usted, ojalá que le llegue la oportunidad, una oportunidad justa y fácil para regresar y para reanudar los lazos afectivos, los lazos de su ser, en sus tierras de Guerrero.

Apolonio Cortés: Sí. Y a lo mejor tal vez para muchas personas no sea muy bonita, pero es lo que es, y pues, entonces hay que embellecerla. Si no está muy bello. Hay que hacerlo, que se vea bella.

ELG: Eso sí, y con esta inspiración, sí, creo que ¡vamos a vivir 50 años más! [se ríe]

Apolonio Cortés: No -- ¡más! Más que eso. Me estoy tratando de prepararme para que me alcance este cuerpo, para a lo mejor unos doscientos años, yo digo.

ELG: Eso sí.

Apolonio Cortés: Pero tengo que hacer mi parte. De preservarlo. De ejercitarlo. Y de alimentarlo adecuadamente.

ELG: Pues excelente consejo para lxs que escuchan que tengan una edad comparable a nosotros. Hay que prestar atención al cuerpo con la edad. Hay que prestar más atención y darlo más respeto, yo digo.

Apolonio Cortés: Sobre todo alimentarlo, alimentarle los nutrientes que requiere, que es lo más importante. No lo que nos gusta, lo que requiere nuestro cuerpo.

ELG: Y entre ellos, yo voy a decir, es la música.

Apolonio Cortés: [¡También! Para completar. Sí.

ELG: Es un nutriente. Exacto. –Bueno, le agradezco enormemente, Don Apolonio.

Apolonio Cortés: Bien, pues gracias por la oportunidad. Yo digo, mi contribución es esta. Tomen lo que les sirva de mí y lo que no, deséchenlo. Si hay algo que les pueda servir, tómenlo. Y lo demás, deséchenlo y no pasa nada.

ELG: Y lo demás puede ser composta.

Apolonio Cortés: Si. Así es.

ELG: Así es. Muy bien.

¿Quisieran saber más?

En nuestro sitio Web, siyofuera.org, pueden encontrar transcripciones completas en ambas lenguas de cad entrevistaa; nuestro Blog, donde indagamos más en los asuntos históricos, culturales, y políticos que surgen en torno a cada canción; enlaces para oyentes que quisieran investigar un tema más a fondo; y unos imágenes muy chidos. Encontrarán un playlist con todas las canciones de todas las entrevistas hasta la fecha, así como otro playlist elegido por nuestro equipo.

¡Esperamos sus comentarios o preguntas! Contáctennos en nuestro sitio Web, siyofuera.org, o bien pueden participar en la conversación “Si yo fuera” a través de los medios sociales. Estamos en FeisBuk e Instagram. Y, pues, también hay el modo antiguo, de boca en boca. Si les gusta nuestro show, por favor digan a sus amigxs y familiares que lo escuchen. Y por favor, suscríbanse, a través de su plataforma de podcast preferida. Les traeremos una nueva entrevista cada dos semanas, los viernes por la mañana.

Julia Alanis, Cynthia Marcel De La Torre, y Wesley McClintock son nuestros soniderxs; Zoë Broussard y Laura Díaz manejan la mercadotecnia; David Castañeda es Investigador de Música; Jen Orenstein traduce las entrevistas entre español e inglés; y Deyaneira García y Alex Dolven facilitan la producción. Somos una entidad sin fines de lucro, actualmente y agradecidamente apoyada por una beca desde la Fundación John Simon Guggenheim, así como fondos desde el Programa de Becas de Facultad de la Universidad de California, Los Angeles, y de la Escuela de Música Herb Alpert en la misma Universidad.

Por ahora, y hasta la próxima entrevista--¡que sigan escuchando unxs a otrxs! Soy Elisabeth Le Guin, y están escuchando, “Si yo fuera una canción.”

Links