Loading Episode...
NegociosNow - Negocios Now EPISODE 179, 7th October 2020
Chicago flexibiliza reglas para bares, restaurantes, salones y gimnasios
00:00:00 00:04:15

Chicago flexibiliza reglas para bares, restaurantes, salones y gimnasios

Debido a la cercanía de los meses fríos, la ciudad flexibilizó las medidas destinadas a controlar los contagios de coronavirus y permitió, desde el primer día de octubre, un mayor número de personas en reuniones en interiores de bares, restaurantes y otros negocios.

 Al anunciar las medidas, la alcaldesa Lori Lightfoot dijo que Chicago ha logrado un importante avance constante para contener el brote de COVID-19 por lo que puede permitirse estos cambios en las restricciones impuestas desde finales de junio.

 Las modificaciones, que entraron en vigencia a partir de las 5:00 a.m. del jueves, incluyen que los asientos en el interior de los restaurantes de Chicago, los cuales estaban limitados al 25% de su capacidad, se ampliaron al 40%, aunque se mantiene el límite de seis personas por mesa, con un máximo de 50 personas.

 Las cervecerías, tabernas, bares y otros establecimientos que sirven bebidas alcohólicas sin una licencia de alimentos obtuvieron permiso de servir a los clientes en el interior, limitados al 25% de su capacidad o un máximo de 50 personas, lo que sea menor. 

 Esos sitios deberán asociarse con establecimientos de alimentos que estén disponibles para atender pedidos de los clientes en todo momento. El servicio está limitado a dos horas y finaliza a la 1 a.m. y los clientes deben permanecer sentados al ordenar, comer y beber. No se permite caminar hasta la barra para hacer pedidos.

 Al realizar reservas y sentar a los clientes sin cita previa, los restaurantes y bares deben recopilar las direcciones de correo electrónico y / o números de teléfono para un posible rastreo de contactos. Mientras que las licorerías, supermercados y otros establecimientos que venden alcohol para llevar, continuarán con las ventas hasta las 9:00 p.m.

 En tanto, los centros de salud, fitness, servicios personales y tiendas minoristas no esenciales pueden operar al 40% de su capacidad interior. Las clases de salud y acondicionamiento físico y la programación después de la escuela ampliarán sus grupos a 15 personas en lugar de 10. 

 Se permitirán tratamientos faciales, afeitados y otros servicios personales que requieran la eliminación de los cubrebocas, siempre que se mantengan por menos de 15 minutos y el empleado que realiza el servicio use una protección facial.

 La flexibilización de las reglas no elimina las pautas de salud pública dispuestas para los habitantes de Chicago, por lo que deberán continuar con el uso de máscaras, el distanciamiento social, lavado frecuente de manos y quedarse en casa cuando están enfermos. Además, todas las empresas deben proporcionar desinfectante de manos en la puerta para clientes y empleados.

 Para relajar las restricciones, Chicago tuvo que mantener la tasa de casos positivos de pruebas COVID-19 por debajo del 5% durante un período de tiempo sostenido. La ciudad registra un promedio de 300 nuevos casos de coronavirus al día, 50 menos que en agosto, lo que significa una caída al 4.5% durante dos semanas.

 Además, la cantidad de hospitalizaciones es más baja, se registra una reducción de las complicaciones graves en las infecciones, y un promedio de tres muertes por día. Estos cambios en las restricciones son el primer alivio importante registrado desde que la ciudad entró en la Fase 4 de su estrategia de coronavirus, a finales de junio. Pasar a la Fase 5 depende de la existencia de una vacuna.