Artwork for podcast Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song)
Diana Cleveland Davis (Español)
Episode 2325th March 2022 • Si Yo Fuera una Canción (If I Were a Song) • Elisabeth Le Guin
00:00:00 01:01:32

Share Episode

Transcripts

INTRO GENERAL

Saludos y bienvenidxs al episodio más reciente de “Si yo fuera una canción.” Somos un podcast y programa de radio, en donde la gente de Santa Ana, California nos cuenta en sus propias palabras, de las músicas que más le importan.

ELG: Soy Elisabeth Le Guin, la anfitriona del programa, y Directora del proyecto.

Este proyecto se basa en mi convicción que nosotrxs, la gente del mundo moderno, necesitamos aprender a mejor escucharnos; y que la música, con todo lo que nos conlleva, es el lugar perfecto para empezar.

DAVID: Mi nombre es David Castañeda, investigador de música aquí en el podcast SYF. Estoy muy feliz de ser parte de este proyecto, utilizando mi entrenamiento académico y mi experiencia profesional como músico, para traerles las historias, la música y las experiencias vividas de quienes viven aquí en Santa Ana.

El texto de esta entrevista fue traducida desde el inglés por Jen Orenstein.

La actriz de voz, Cynthia Álvarez, interpretó la parte de la entrevistada.

INTRO PARTICULAR

Tal como Diana me recuerda hacia el fin de la entrevista, ya nos habíamos conocido y habíamos movido por los mismos espacios comunitarios durante un tiempo, antes de entablar esta conversación. Por eso, a pesar de no conocernos muy bien, podíamos confiar en poder compartir varias preocupaciones y convicciones, las cuales exploramos aquí.

Dentro de este terrenito común, llegué rápido a una apreciación de Diana como interlocutora aguda y provocadora que varias veces me llevaría a la realización de que no había pensado tanto como imaginaba sobre ciertos temas.

Espero que les gusten su mente ágil y pensamiento original, tanto como me gustaron a mí como entrevistadora.

INTERVIEW TRADUCCIÓN

Traducida por Jen Orenstein

ELG: Bueno, Diana, me alegra muchísimo que vayamos a hacer esta entrevista. Casi no te conozco. Nos conocimos cuando estaba manejando un puesto de información en un evento al aire libre organizado por la comunidad local vietnamita. Charlamos y expresaste un interés en hacer una entrevista. Bueno -- yo te hice la pregunta primero y expresaste un interés, y entonces, ¡aquí estamos! Entonces, ¿por qué no nos comenzamos por hablar un poco de lo que te trajo a aquel evento en Centennial Park, donde la comunidad local vietnamita hacía espectáculos musicales y ponían mesas y vendían comida y todo tipo de cosas buenas para apoyar los derechos de inmigrantes? ¿Por qué estabas en ese evento?

Diana Davis: Bueno, el evento en si fue organizado por Viet Rise, es una organización comunitaria que opera en el Sur de California, y creo que un miembro de otra organización, Abolition Now, con la cual estoy en contacto, tenía una puesto de información en ese mismo evento. Entonces, de ahí, lo mencioné a algunas personas y todxs decidimos irnos juntxs a ver qué tal ese día. Lo habían anunciado como “día de establecer nuevos contactos para la comunidad,” para juntar la gente, y con el objetivo de fomentar un diálogo sobre adónde nos deberíamos de ir de aquí en adelante. Entonces, sí, me interesaba mucho ver lo que pasaba aquel día. Vi a muchas personas que reconocía, y luego me topé con tu puesto. Y, sí, me parecía tan interesante el concepto del programa, que con mucho gusto acepté la invitación de participar.

ELG: Ah, qué bueno. Estoy muy contenta de haber hecho esta conexión. Para mí esto es algo que ha sido como un hilo temático que corre por todo el programa: el hecho de que hay muchos grupos y redes de activistas aquí en el Sur de California. Quizás más que la gente crea. Volviendo un poquito hacia atrás, ¿puedes explicar a nuestra audiencia cómo es que estás en esta parte del Sur de California? No sé, Diana, si tu vives en Santa Ana o no, pero estábamos en Santa Ana el día en que nos conocimos. Y también, si nos puedes hablar de lo que haces, y si te sientes a gusto, compartir tu edad, y, pues, darles a lxs oyentes una idea de quién es con que estoy hablando.

Diana Davis: Sí, claro. Entonces, mi nombre es Diana Davis y, de hecho, nací en Santa Ana, así que he estado en el Sur de California toda la vida. No he viajado mucho, entonces sigo aquí. Ahorita tengo 26. Y, sí, trabajo en Anaheim con la electrónica. Pero mientras tanto, trato de mantenerme conectada, trato de organizar diferentes grupos porque hay—sobre todo en todo el tiempo que he estado en el Condado de Orange, ha sido tanta, pues, pobreza, y tanta necesidad, y tanta falta de recursos para cubrir esas necesidades, que siempre he considerado que es muy importante que nos organicemos y hagamos conexiones y ofrezcamos programas y soluciones a aquella necesidad.

ELG: ¿Cómo empezaste? ¿Qué fue el primer paso que te llevó por este camino?

Diana Davis: Pues de hecho creo que podría haber sido un comienzo bastante religioso. . No me considero religiosa ahora, pero me criaron como católica. Y una de las instituciones en la cual crecí fue el “Servite Order” o, el “Orden de los Servitas.” Básicamente, había un gran grupo de hermanos que tenían una visión y que fueron dado una misión de dirigirse a las necesidades de la gente en todo el mundo. Entonces, vendieron todas sus bienes y fundaron un monasterio y de ahí intentaban de ir a ayudar a cuántas personas que podían. Entonces esa organización se mudó al Condado de Orange. Tienen un local en Anaheim y yo—pues, habiendo crecido en ese espacio, me acostumbraba a salir a las calles y visitar a comunidades de personas que estaban sufriendo, que realmente no tenían lo suficiente para sobrevivir, para vivir como necesitaban vivir. Entonces empecé a hacer mucho trabajo de ese tipo, y—mi forma de razonar ha cambiado mucho desde ese entonces, pero puedo decir que eso fue el comienzo de mi comprensión de que esas condiciones existían aquí en el Condado de Orange, y que prevalecían tanto y que tenían que ser confrontadas.

ELG: Guau, nunca había oído hablar de ese orden. ¿Cómo se escribe?

Diana Davis: En español sería s-e-r-v-i-t-a. Es latín para sirviente. En inglés, es el Servite Order.

ELG: ¡Tan interesante! Muchas de las personas que entrevisto para este programa fueron criadas como católicas, es bastante común en las comunidades hispanohablantes, por supuesto. Y es como un hilo interesante que se entreteja con las vidas de muchas personas que conozco, aquí en la parte interior del Condado de Orange. -- Hay una otra cosa de que quería charlar brevemente contigo, porque estoy curiosa sobre tu perspectiva. Dices que naciste y creciste en esta parte interior del Condado de Orange. Desde afuera y en los medios corporativos, hay una imagen del Condado de Orange como un tipo de enclave de gente blanca y rica, la cual es sumamente lejos de la verdad. Y, sabes, mencionaste como salías como joven y veías que tanta necesidad y sufrimiento había en las calles—y que está peor ahora, probablemente, que hace 10 años. Me interesa tu perspectiva, como persona joven criada aquí, de lo que es el Condado de Orange para ti.

Diana Davis: Sí, claro. Pienso que en algunas maneras es cierto, sí, que es un enclave de riqueza extraordinaria. Pero como dijiste, creo que hay muchas perspectivas, entre ellas personas que están promoviendo esa narrativa de que eso es el único que existe en el Condado de Orange, que es una zona de riqueza extrema, que todo mundo es feliz… es como la idea de ese programa de tele que salió hace tiempo, “The O.C.” o, pues las "Housewives of Orange County," hay muchas cosas que salen en los medios que sólo se enfoquen en ese aspecto. Y mientras sí existen comunidades así, la gran mayoría de la gente del Condado de Orange, de hecho, es -- creo que es gente necesitada, o está cerca a ser necesitada. La mayoría de las personas en el Condado de Orange no son tan ricxs como las imágenes representan.

ELG: Ni siquiera cerca.

Diana Davis: Ni siquiera cerca. Sí. Y da pena porque a veces me siento como que no es tan solo la imagen, sino que también la influencia y control en el condado está dominado a menudo por esa pequeñita minoría de riqueza extrema, y la gran mayoría de nosotrxs que no la tenemos, como que nos quedemos atrás y no se tomen en cuenta nuestros intereses, razón por la cual hay tantos problemas prevalentes de inequidad de riqueza. Y como también dijiste, definitivamente ha incrementado la pobreza. Pero, siempre ha existido aquí. Y sé que aún cuando era más joven, solía escuchar muchos cuentos de personas mayores que yo, que habían vivido todas sus vidas en el Condado de Orange, de las personas que veían en las calles y las experiencias que vivían. Y siempre ha estado ahí, pero se ha tapado con ese disfraz de riqueza extrema.

ELG: Sí, y ahí creo que vemos uno de los aspectos muy difíciles de la democracia representa tiva. Es tan fácil, en el sistema que tenemos en este país ahora, que la riqueza llegue a reemplacer a la muchedumbre, digamos, pues, en términos de la influencia política y en términos de la disponibilidad de recursos para lxs que realmente los necesitan. Si el dinero no está apoyando a esos esfuerzos es—requiere tanto trabajo por tantas personas para alcanzar la equidad, creo.

Diana Davis: Sí, definitivamente, sí. Eso es exactamente correcto. Y al punto que hiciste anteriormente, aunque hay tantas organizaciones diferentes trabajando en el Condado de Orange, creo que es por eso, por ese dominio que tiene aquella minoría, por eso no se ha hecho tanto esfuerzo para la mayoría.

ELG: Sí. Entonces, la escena de organizaciones de base aquí es muy impresionante, en términos de su variedad—digo, la variedad de tipos de gente que vive en el interior del Condado de Orange es asombrosa. ¡Simplemente asombrosa!

Diana Davis: Mm hm.

ELG: Y luego, la variedad de sus necesidades, y de cómo las organizaciones de base les atiendan. En este programa intento mencionarlas lo más que pueda.

INSERT #1

Unas pocas palabras sobre algunas de las organizaciones activistas que menciona Diana.

VietRISE, o bien “Viet arriba,” dice en su sitio Web que (cito) “avanzan la justicia social y consolida poder con las comunidades Vietnamitas e inmigrantes de la clase obrera aquí en el Condado de Orange. Creamos líderes y fomentamos cambios sistémicos a través de la organización, de cambiar narrativas, el fortalecimiento cultural y compromiso cívico.”

ión transcurrió a partir de:

Florencia, Italia, en el año:

isis nacional de vivienda. En:

Claro que el COVID, así como los aumentos locos en el precio de vivienda, son factores. Pero otro es precisamente la falta de hospitalidad y compasión. Es un malentendimiento muy común, por ejemplo, asumir que todxs lxs que viven sin techo tienen trastornos mentales o son adictxs -- algo muy lejos de la verdad -- y a base de esto, dificultar o bloquear la construcción de la vivienda económica o transicional. Este fenómeno indignante es particularmente común aquí en el Condado de Orange, y se ha documentado de manera mordaz en el podcast “Imperfect Paradise,” producido por LAist Studios en la estación de radio KPCC. Lo recomiendo fuertemente.

ELG: Pero los objetivos de este programa tienden un poco más hacia cómo el arte conecta a las personas y sus necesidades y deseos y aspiraciones. Y así voy a dirigirnos un poco hacía las canciones que elegiste, ¡que son canciones bastante interesantes!

Entonces, Diana, ¿por qué no nos presentes tu primera canción, la que escogiste para representar de dónde eres, –sea lo que sea tu interpretación de esa frase?

Diana Davis: Sí. Entonces, la primera canción que escogí es “Dear Mr. President”, es decir “Estimado Señor Presidente,” por 4 Non-Blondes. Me quedaba pensando un tiempo en cuál canción seleccionar. Esforcé mucho, como “Oh, debo buscar artistas que literalmente escriben sobre el Condado de Orange.” Y estaba como “Oh, debería ser más retroactivo entonces. Debería tener algo que más bien define la experiencia de crecer en el Condado de Orange.” Y conozco una canción—de hecho fue mi madre a quién le encantaba. Pues, le encanta todo el álbum que hicieron lxs 4 Non-Blondes. Por eso lxs escuchaba mucho mientras crecía. Estuvimos hablando de esa contradicción, de como se ve el Condado de Orange y como se representa, versus la realidad. Y me parece que una de las cosas que me ayudaba a realizar eso mientras crecía en el Condado de Orange, era la perspectiva que estaba oyendo en canciones como esta. Y me parecía que realmente se trataban de la realidad en el Condado de Orange, en vez de su imagen. Como en los programas de televisión de que hablábamos antes.

ELG: Sí. Escogiste bien, porque, bueno, ¿qué es lo que ella repite una y otra vez en el refrán de la canción? Algo como “What a wonderful country” (Qué país tan maravilloso) o “What a wonderful city.” (Qué ciudad tan maravillosa) ¿es la frase?

Diana Davis: Sí, creo que ella cambia de una a la otra, “What a wonderful conuntry, what a wonderful city —and the world’s burning it down” digo, “Qué país tan maravilloso, qué ciudad maravillosa--- y se le está quemando el mundo.

ELG: Eso. Y quiero decir, la puedes interpretar como ironía, o como amargura, o puedes interpretarla como… tan solo… el luto.

Diana Davis: Yo creo que sí, puede ser interpretada casi como el luto porque hay tanta belleza y profundidad y variedad, tal como hemos hablado, en el Condado de Orange, y desafortunadamente no recibe el cuidado y apoyo que requiere y también desafortunadamente, eso acaba en muchas necesidades no satisfechas. Entonces, literalmente: “Qué hermosa ciudad, qué hermoso país.” Qué hermoso este país en que vivimos. Pero la verdadera belleza se está destruyendo lentamente.

ELG: Guau. Bueno, vamos a escucharla.

Diana Davis: ¡Estoy emocionada!

ELG: [se ríe] Yo también.

MUSIC CLIP #1: 4 Non-Blondes, “DEAR MR PRESIDENT”

ELG: Okay, sí, es una canción fuerte.

Diana Davis: Sí. Estaba pensando que hay partes que casi subrayan lo que estuvimos hablando antes. La línea: "One day I'll have lots of money…, [recording skips]

-- Y aquí, obviamente, tenemos tanta riqueza y podemos considerar no solo nuestra sociedad, sino también nuestro país como “rico”. Por eso estamos constantemente obligadxs a soltar lo que tenemos para lxs que no tienen lo suficiente.

ELG: Sí. La inequidad económica. Sabes, me hace preguntar a mí misma—es como una pregunta retórica, no obstante creo que vale la pena preguntarse -- ¿se puede considerar a una sociedad como rica, cuando su riqueza no está distribuida de manera equitativa?

Diana Davis: Creo que de algunas maneras, sí, pero de otras maneras, no. Entonces, en una sociedad donde tanto está concentrado, especialmente si tomas en cuenta, como, la riqueza global, podrías decir “oh, sí, este es un país rico. Mire, mire a todas las mansiones que tenemos en el Condado de Orange. Mire a todo el privilegio y servicios y todas esas cosas maravillosas.” Pero tienes toda la razón. ¿Podemos llamarle “rica” a una sociedad si la gran mayoría no tiene lo suficiente para vivir?

ELG: Sí. Ni siquiera se acerca a lo suficiente. Sí, voy a dejar esa pregunta retórica ahí en el aire porque creo que se contesta a sí misma, como es típico de las preguntas retóricas… Y yo creo que está bastante claro cuál es la posición de cada una de nosotras en relación a ella.

INSERT #2

ELG: Entonces, tan solo pensando en el sonido de la canción. Sabes, el mensaje es bastante poderoso, hay algo de rabia detrás de ello. Es de… De hecho, hay como un sentido espacioso, en el movimiento de la canción en el tiempo. Y eso, para mí, es una combinación muy interesante porque pienso en, por ejemplo, la música punk, donde la rabia está a menudo muy evidente en las letras, por supuesto, y en la manera de cantar. Y también es, sabes – es que tienes esa línea de bajo típico de punk que tan solo va dum dum dum dum dum dum dum dum, sabes, y esto no es así. Es como, más bien espacioso, amplio. Entonces, ¿es esto típico de ellxs, de este grupo. o es esta canción única en ese sentido? ¿me cuentas un poco de tu perspectiva?

Diana Davis: Creo que sí, es algo típico de ellxs. Pero desafortunadamente, sólo hicieron un álbum, entonces es probablemente por eso que no hayas escuchado más de ellxs. Pero me parece muy interesante porque trae como un… como un sentido de espacio, o casi como un sentido casual, como una melodía ligera que corre a lo largo de la canción. Pero en ciertos momentos agarra más fuerza y me siento como que eso casi hace énfasis, como dijiste, en la rabia detrás de las letras, en esos momentos cumbre. Como cuando habla de tener que dejar ciertas cosas para la sociedad o bien, como todo mundo tan solo está siguiendo la corriente con todo lo que está pasando—o como al final de la canción, cuando habla del drama, cuando cae la bomba y todo mundo tan solo está gritando sobre qué tan maravilloso es el país. Me siento como en aquel momento cumbre de la canción se rompe esa melodía espaciosa del resto de la canción, y como dijiste, realmente refuerza la intensidad y la ira de las letras.

pues, ¡creo que se lanzó en:

Diana Davis: Yo creo que la canción se lanzó durante la presidencia de Clinton a los principios de los noventa, y que sí tenía que ver con, creo que fue ¿la guerra del Golfo? en los principios de los noventa. Y me parece que, como estás diciendo, definitivamente hay casi una aceptación y reverencia hacia el combate y la tensión y la guerra, que es tan común hoy en día, pero creo que también se podía ver en aquel entonces.

ELG: Sí, no es como si no estuviera allí ya.

Diana Davis: Mm hm. Pero definitivamente estoy de acuerdo. La canción parece demasiado relevante. La mayoría del tiempo.

ELG: [se ríe con tristeza] Me temo que sí. Y como pasa con tanta música de protesta, es como [hay que preguntarse,] “¿de veras?” ¿Sabes?

Diana: Recuerdo que, puse esta canción hace unos años cuando apenas empezaba en el trabajo que tengo ahora, a los principios de la presidencia de Trump, y me acuerdo que la puse con mis bocinas y alguien comentó, “Oh, ¿porque siempre criticas el presidente?” Y yo así, como: “¿Sabes en qué año se lanzó esta?” [ambas sueltan una risita]

ELG: Guau, sí, eso es bastante revelador. Hay una línea que me llama mucho la atención, y quiero ver si puedo llegar a entender por qué me parece tan llamativa. Donde dice "Mr. President, won't you lend me a future?", o, “Señor Presidente, no me prestarás un futuro?”

Diana Davis: Mm hmm.

ELG: “No me prestarás un futuro?” Y… sí, creo que me afecta, porque, pues, yo trabajo con muchas personas jóvenes, soy profesora de universidad, y… y tengo muy presente en mi mente como la gente de mi generación le ha tratado tan injustamente a la gente de la tuya, y es tan solo que, tan solo la idea de—digo, es un verso tan amarga: “prestarme” – ni siquiera dice, “Dame mi patrimonio, que es un futuro.” Y la idea de—de que esto fuera algo que se tendría que devolver en algún punto. Es tan… esa línea me afecta mucho.

Diana Davis: Creo que especialmente con la línea que sigue también. Creo que va “ ‘Cos you'll just get it back in the form of the little blind woman on the corner." es decir, “Porque, de todos modos se te devolverá en forma de la pequeña mujer ciega en la esquina.”

ELG: Hmm.

Diana Davis: Porque aunque si no nos dieran aquel futuro que merecemos -- esa oportunidad de vivir la búsqueda de la felicidad, y de contribuir a nuestras comunidades -- la realidad es que de todos modos, vamos a estar. La consecuencia final de no tener ni un futuro prestado, todavía está por llegar.

ELG: Pues, no lo había seguido hasta ahí, pero veo lo que estás diciendo, y creo que tienes razón. Dios mío.

Diana Davis: Sí, es una canción bien fuerte.

ELG: Es una canción bien fuerte y tengo que decir que es una banda y mensaje bien fuerte con que crecer. Eso… me parece que creciste en un hogar no muy típico.

Diana Davis: Sí. A mi mamá le encantaba 4 Non-Blondes, y a mi papá le encantaba Linkin Park. Fue una combinación interesante. [se ríe ELG] Oh, sí.

ELG: Híjole. Y el catolicismo era la otra cosa que compartiste de tu educación. Qué mezcla.

Diana Davis: Sí, siempre—esa siempre impregnaba todo,

ELG: Eso es tan impresionante.

Diana Davis: Entonces, ¡tenía esto, y música de iglesia! Sí.

ELG: Sí, sí. Y jamás las dos cosas se integran, me imagino.

Diana Davis: Puers intentan integrarse. Intentan en la Misa de Jóvenes. Pero nunca llegan a integrarse.

ELG: Sí… pues me alegra que lo intenten.

Diana Davis: Sí, sí intentan. De veras le echan ganas. [se ríe]

ELG: Sí. Sabes, y me pregunto si, pues, francamente, si no sería un poco más eficaz si involucrarían más el aspecto activista.

Diana Davis: Creo que sí, de hecho, porque creo que eso es lo que—y no quiero hacer demasiado comentario sobre la música de iglesia para jóvenes—pero me parece que, por lo menos en mi experiencia, fue el estilo y la melodía y los instrumentos de las canciones. Pero faltando el contexto.

ELG: Mm, sí. A veces escucho el radio cristiano, particularmente en viajes largos en carro. Es muy interesante porque ahí tienes muchos de esos valores musicales. Sabes, parece rock. Y hay algunas canciones que de hecho se aproximan al rock bueno, sabes?

Diana Davis: Sí, porque yo definitivamente diría que todxs que están involucradxs, en mi experiencia de mi iglesia cuando era niña, eran músicos extremadamente hábiles, y no solamente en la música de la iglesia. Algunxs habían lanzado canciones y álbumes.

ELG: Mm hmm.

Diana Davis: Pero entonces trastrocaron el contexto a la reverencia, la virtud, y la adoración. Entonces, o sea, si ese es el contexto que quieres, estás bien. Pero como decías, cuando… Cuando se arranca el contexto original, quitando todo lo que las hace tan poderosas en primer lugar, pues, a veces parece que les hace falta algo. Y por lo menos, mientras crecía, a mí, me parecía así.

ELG: Sí, sí. Y hablando del género rock, la forma de que rock y la resistencia y la rabia, están todxs conectadxs, ¿no? Sí, y como dices, cuando arranques la parte de la protesta y la resistencia y la ira, y metes otro tipo de letra, es una combinación rara, por lo menos a mis oídos. Pero de todos modos, creo que estoy yendo por otro camino a lo cual tú estás tomando ahorita. Pasemos aquí a pensar en tu segunda canción, la canción que indica tus esperanzas para el futuro. Y si serás tan amable a presentarla a nuestra audiencia, y luego la escucharemos.

reo que en los finales de los:

ELG: Mm hmm. Mm hmm. Es cierto que la es.

MUSIC CLIP #2: Rebel Díaz, “American Spring”

ELG: No conocía a este grupo antes de que me lo presentaste, así que… ¡gracias! Están haciendo trabajo muy interesante en el mundo. Son uno de aquellos colectivos de hip hop que parece estar bastante dedicados a animar a lxs jóvenes a hacer su propia música, como forma de actualizarlxs, galvanizarlxs políticamente. ¡És un trabajo bastante interesante! Una forma realmente orgánica de hacer música y de utilizarla.

INSERT #3

ticamente desde la década de:

eva Canción de la década de:

Rebel Arts Collective” en:

Rebel Diaz continúa haciendo música e inspirando el cambio social hasta el día de hoy.

ELG: ¿Cómo supiste de este grupo? ¿Cuándo los descubriste?

teré de ellos fue en el año:

ELG: Mm hmm.

Diana Davis: Y, sí, creo que lo que más me atraía de ellos era, como estabas diciendo, como que se enfocaban y se centraban en el desarrollo comunitario y personal, y en decir -- sabes, creo que la última letra de esta canción en particular señala esa idea, de “Esto es tan solo el comienzo.” Es el comienzo de la realización del propio poder por parte de las personas y las comunidades, y del hecho de que tienen que tomar la autonomía en sus propias manos.Y hay muchas maneras de hacer eso. Como, tienen una letra que va algo como a: “Organize, march, protest, sing!" o sea, “¡Organicen, marchen, protesten, canten!” Y como acabas de decir, ponemos todas estas formas diferentes en acción, o en el arte, para expresar y actualizar no solamente nuestra existencia, sino también nuestra resistencia a la opresión.

ELG: Sí, y algo que me dió esperanza mientras más aprendía sobre Rebel Díaz era que—pues, en términos de los grupos de hip hop, han durado mucho tiempo. Llevan más de diez años haciendo lo suyo. Y ellxs, sabes, si vayas a su página web, lo siguen haciendo, siguen haciendo eventos en vivo, y apareciendo donde se necesita la música de protesta, y siguen haciendo lo suyo y enseñando a lxs jóvenes. Y, sabes, es muy esperanzador de ver este tipo de cosa—que hay algo realmente positivo que representan, supongo que lo diría así.

Diana Davis: Sí, definitivamente no solo se trata del lanzamiento, la creación de tan solo la música, sino también del efecto eco en las personas que la escuchen, que ya piensen en esas ideas y conceptos, y que dicen “OK, entonces ¿qúe hago?” No es una cuestión de tan solo absorber la información y la media, sino de “Cómo trasformo lo que estoy haciendo?”

ELG: Sí, sí, exactamente. Aquel momento mágico en donde lx consumidorx pasivx de la música se convierte en mucho más.

Diana Davis: De repente estás llamadx a ser activx, en lugar de simplemente consumir pasivamente el siguiente álbum.

ELG: Sí, claro. Y me parece que este grupo—su prioridad realmente es crear ese momento mágico, en vez de tener “carreras” entre comillas, como estrellas de hip hop. Es muy esperanzador. Y como estoy segura que ya sabes, hay grupos y maestrxs aquí en el Condado de Orange que tienen iniciativas muy parecidas, con hip hop, con lxs jóvenes. Claro, todo esto ha sido—pues, se ha oscurecido durante la pandemia.

Diana Davis: Sí, ¡se ha estancado un poco!

ELG: Se ha estancado.

Diana Davis: ¡Pero aún está vivo!

ELG: Sigue vivo, sigue bastante vivo. Y el hecho que una cabina de grabación en casa o por lo menos un estudio comunitario ya no es tan inalcanzable para la gente. El hecho de que mucho del equipo necesario para hacer la música ya no es tan caro, tan difícil de obtener. Eso les ha apoderado a muchas personas, y se puede escuchar cosas tan, tan interesantes que salen de la comunidad.

Diana Davis: Ha sido tan descentralizado, comparado con lo que existía antes, es que ahora hay muchas más oportunidades de, como decías, encontrar un espacio en la comunidad o hasta tener lo que necesitas en tu casa para crear y expresar, pero también de luego compartir y continuar de promoverla para que otras personas la escuchen y que te den sus reacciones y opiniones.

ELG: Sí, sí. Sí, es—creo que el concepto de la música “underground” ha pasado por un cambio, sabes, porque es, como dices, ahora es muy descentralizada. Y es más bien como, para encontrar estas cosas tienes que echarle ganas, porque hay TANTO allá pa’ fuera.

Diana Davis: Sí. eso es el otro lado del asunto, ahora hay una inundación de media y información y de arte también.

ELG: Sí. Y hace falta bastante determinación, encontrar las cosas que realmente te gusten, con que realmente conectes, me parece. --Pero, claro, siempre puedes hablar con la gente y preguntar, pues, “¿ Qué has escuchado últimamente?” Y luego—así es como encontré a este grupo, hablando contigo. Y, sí, voy a descargar su música y se la voy a agregar a mi playlist personal, y…

Diana Davis: Eso es algo en especial que me encanta de este podcast. Que inspira mucho este intercambio, y como trae diferentes perspectivas y experiencias para compartir.

ELG: Eso es lo que me encanta a mí también. ¡Gracias, Diana! [se ríe] Sí, digo, de veras hay una gran variedad de tipos de música que tiene esta función en las vidas de la gente, digo, que resume o expresa de dónde vienen, y que nos da aquel sentido de un futuro. -- Entonces, cuéntame un poco más, pues, sobre el futuro que visualizas tú, y, sabes, si esta canción expresa parte de eso para ti.Claro que puedes referirte a la canción, pero… ¿en dónde te imagines? Te quiero preguntar, ¿en dónde te imagines en cinco años? ¿En 20?

Diana Davis: Guau. Pues, espero estar aún viva en cinco y en 20 años.

ELG: Yo también lo espero.

Diana Davis: Pero no estoy tan… ¡No estoy tan segura! Y honestamente, porque yo he escuchado esta misma pregunta muchas veces, se hace mucho a la gente de mi edad, en sus veinte, y me siento como muchas personas… Hay mucha incertidumbre sobre hacia dónde vamos. Pero casi-- si lo pudiera expandir, y en este caso espero estar incluida—espero que en el futuro la gente tendrá más autonomía en sus vidas. Y que tendrá más influencia sobre lo que pase a su alrededor. Entonces supongo que personalmente, esperaría que las cosas que cambiaran en cinco y en 20 años fueran que tendría más control sobre mi ambiente y mi comunidad, y que podría ser un cambio más positivo, comparado con lo que tenemos ahora.

ELG: Mm hmm.Mm hmm. Pues, lo has dicho muy bien. Hay este presentimiento que las cosas están dirigiendo hacia … algo. Puede ser una gran montaña que todxs tenemos que subir juntxs, o puede que sea un precipicio de lo cual todxs tenemos que tirarnos, no sé cuál será. [se ríe] Creo que depende un poco en con quién hables.

Diana Davis: Sí, creo que a veces llega mucho pesimismo con esa pregunta. Simplemente porque… se puede sentir tan enorme. Porque no es una pregunta individual, sino es casi una pregunta al nivel de la sociedad. Y a veces me siento—especialmente con canciones como ésta, ¡volviendo a la canción!—que aunque pueda haber tanto pesimismo, también pueda salir un rayito de esperanza, de “No, las cosas sí pueden cambiar, la gente sí puede retomar el control de sus vidas.” Y que no tan solo se nos van a dictar nuestras condiciones, sino que contribuiremos a ellas, las desarrollaremos, y las mejoraremos. En lugar de simplemente transmitirlas a nosotrxs.

ELG: Tienes toda la razón, quiero decir, eso es un sueño colectivo, y por necesidad, personal. La autonomía comienza con el individual. Tiene que ser así. Con este programa, con este podcast, a través de esta serie de entrevistas profundas con la gente, haciendo que las personas realmente se abran, y piensen mucho, y hablen de sus corazones sobre sus sueños y esperanzas, creo que el simple hecho de articular esas cosas es muy importante, porque una vez que te hayas escuchado a ti mismx decir algo así, no es tan probable que lo vayas a olvidar o que te vayas a alejar de ello. No sé…

Diana Davis: Creo que tienes toda la razón, y que ahí está la necesidad del arte. Es la mera necesidad de la expresión.

ELG: Mm. Hable un poco más sobre eso, por favor. Sí.

Diana Davis: Emm… la forma en que nos presentamos, y nuestras ideas y perspectivas, eso es la importancia vital para que tengamos expresión y tengamos arte. Porque supongo que, casi como lo que hablábamos hace rato, puede ser casi como una nueva imposición de condiciones sociales, o algo así. Pero esta canción parece destacar el binario interesante entre el hecho de que no es tan solo un nuevo orden social, y tampoco un nuevo orden puramente individual: es una combinación de los dos . El individuo se expresa más. Y esto llega al nivel de la sociedad, y luego nuestra expresión como sociedad empieza a reflejar la individualidad única de todxs. Y supongo que eso vuelve al concepto de la canción “American Spring” y los movimientos populares, porque no eran tan solo un nuevo orden de cosas que—como “Afirmamos que es diferente, pero en realidad es lo de siempre”.

Era más bien la gente saliendo a las calles, yendo a sus trabajos, a sus lugares de culto, y diciendo “¡No!, queremos tener un espacio, no tan solo para un grupo que nos represente, sino queremos espacio propio. Y así es como queremos juntarnos y organizarnos, y compartir esta experiencia que vivimos.”

ELG: ¿Conoces la historia del anarquismo?

Diana Davis: Yo diría que sí.

ELG: Sí, porque básicamente estás hablando del anarquismo en su forma más pura. La palabra está tan mal usada, y se la han vuelto en contra a las personas que más lo quieren practicar, creo. Pero sabes, si vuelves unos cien años o más atrás, a considerar a las personas que al principio teorizaban en serio sobre el anarquismo, básicamente están hablando de las mismas cosas que tú. [suelta una risita]

Diana Davis: Sí, estoy recordando un episodio previo de este programa, porque como dije, he escuchado a algunos, y me han encantado—Creo que fue el episodio más reciente. Una de las canciones compartidas era de un grupo que se llama “Emma Goldman.” Y eso creo que hacía referencia a la inmigrante, creo que era polaca o ucrania, Emma Goldman, que inmigró a los EE.UU a los finales de—

ELG: De hecho era rusa, pero sí, sí. Qué genial que estás, como, escuchando a previos--

Diana Davis: -- Sí, es muy interesante porque no creo que esperaba hacer esta conexión, pero hasta en la canción, una de las cosas que menciona, --y es algo que debemos de recordar, personificar, y honrar -- es, pues, los mártires de Haymarket. Y esto fue un… lo podrías llamar como un movimiento anarquista y de la clase obrera en Chicago, a los finales del siglo 19. Y la cosa que radicalizó tanto a Emma Goldman fue, de hecho, que al llegar a los EE.UU, una de las primeras cosas que vio fue los mártires de Haymarket, el incidente de Haymarket.

ELG: Sí, sí. Y digo, eso se entreteja perfectamente con nuestra conversación de hoy. No puedo resistir mencionar que una versión de “American Spring” en YouTube fue grabada durante las protestas en Chicago contra la OTAN y otros esfuerzos globales que no benefician a las personas y no indican el ideal anarquista, que es como dijiste, la autonomía.

Diana Davis: Sí.

ELG: Entonces, sí, hay ese sentido de que las cosas tienden a repetirse. Y, claro, se tienen que repetir muchas veces antes de que suceda un cambio verdadero. Creo que eso es la naturaleza de la historia. Y estoy más que impresionada por tu habilidad de navegar todo esto con tanta claridad. ¡Es bastante impresionante!

Diana Davis: Lo aprecio mucho. Supongo que es un concepto que no solo yo, pero muchxs hemos sido obligadxs a vivir, por las condiciones en que hemos sido criadxs. Porque supongo que, pues, muchos de esos conceptos de lxs anarquistas y gente que piensa así como Goldman, y todas esas otras personas, ni diría que es una tendencia nueva mía. Era “Supongo que ya hace más o menos diez años, estaba pensando de la mismas cosas que lxs anarquistas como Goldman conceptualizaban, al tan solo observar todo lo que estaba pasando. E intentaba de explorar, y buscaba una respuesta, y me hacía la pregunta “¿Por qué pasa esto? ¿Será posible algo diferente?” Entonces definitivamente estoy de acuerdo contigo en cuanto a hacer la conexión con muchxs de lxs fundadores del anarquismo. Porque preguntaban exactamente lo mismo.

ELG: Y lo preguntaban en una manera tan fresca, tan nueva, que—digo, si leas Kropotkin, quien es mi favorito personal—

Diana Davis: Me encanta La conquista del pan. Es muy buen libro...

ELG: Sí. Y sabes, es tan solo, es tan… Es crudo, es fresco, y es muy inteligente. Y esas cosas son… Sí.

INSERT #4

r Kropotkin, que vivía entre:

ELG: Bueno, esta conversación ha sido maravillosa! He disfrutado mucho conocerte y tu inteligencia única y esa fuerza positiva genial que aportas a todo lo que estás haciendo en el mundo. Te deseo todo tipo de éxito con tus sueños y tus esfuerzos. Y por favor, que sigamos en contacto.

Diana Davis: Me encantaría. Me encantaría platicar más contigo.

ELG: Eso, ¡Sí!

Diana Davis: Sé que sí nos conocimos en el evento. Pero creo que también nos conocimos antes en El Centro también. Estabas haciendo algo con—

ELG: Oh, Dios mío, tengo una memoria fatal para las caras –

Diana Davis: [ambas se ríen] No te preocupes, me pasa lo mismo. Pero también me encantó conocerte ahí. Y hablabas mucho de la necesidad del involucramiento de la comunidad y de la comunicación en la comunidad, porque estabas hablando de Radio Santa Ana y ese tipo de cosas.

ELG: Ah, Okay.

Diana Davis: Ah, pero sí, me encantaría seguir en contacto contigo, ¡Espero que pase!

ELG: Sí, sí. Y esta vez no se me olvidaré de tu cara ni de tu voz.

Diana Davis: Me alegra saberlo. [ambas se ríen]

OUTRO PARTICULAR

Santa Ana está maravillosamente llena de jóvenes activistas. Varixs de ellxs que he entrevistado para el show han mostrado un compromiso extraordinario a la justicia social y quieren cambiar el orden establecido de las cosas. Diana es otra más.

Es admirable y esperanzador este compromiso, claro. Es a la vez terrible y conmovedor, escuchar la tranquilidad y aceptación con que una persona de 26 años afronta y nombra la posibilidad de que no tendrá larga vida ni un futuro cómodo, tal como hace Diana cuando la pregunto en dónde espera encontrarse después de 20 años.

Aquel momento, aún más que la compenetración que gozamos durante la entrevista, me ha quedado y me persigue, como recuerdo de que hay mucho que hacer para salvar el mundo, y en muy poco tiempo.

OUTRO GENERAL

¿Quisieran saber más?

En nuestro sitio Web, siyofuera.org, pueden encontrar transcripciones completas en ambas lenguas de cad entrevistaa; nuestro Blog, donde indagamos más en los asuntos históricos, culturales, y políticos que surgen en torno a cada canción; enlaces para oyentes que quisieran investigar un tema más a fondo; y unos imágenes muy chidos. Encontrarán un playlist con todas las canciones de todas las entrevistas hasta la fecha, así como otro playlist elegido por nuestro equipo.

¡Esperamos sus comentarios o preguntas! Contáctennos en nuestro sitio Web, siyofuera.org, o bien pueden participar en la conversación “Si yo fuera” a través de los medios sociales. Estamos en FeisBuk e Instagram. Y, pues, también hay el modo antiguo, de boca en boca. Si les gusta nuestro show, por favor digan a sus amigxs y familiares que lo escuchen. Y por favor, suscríbanse, a través de su plataforma de podcast preferida. Les traeremos una nueva entrevista cada dos semanas, los viernes por la mañana.

Cynthia Marcel De La Torre, y Wesley McClintock son nuestros soniderxs; Zoë Broussard y Laura Díaz manejan la mercadotecnia; David Castañeda es Investigador de Música; Jen Orenstein traduce las entrevistas entre español e inglés; y Deyaneira García y Alex Dolven facilitan la producción. Somos una entidad sin fines de lucro, actualmente y agradecidamente apoyada por una beca desde la Fundación John Simon Guggenheim, así como fondos desde el Programa de Becas de Facultad de la Universidad de California, Los Angeles, y de la Escuela de Música Herb Alpert en la misma Universidad.

Por ahora, y hasta la próxima entrevista--¡que sigan escuchando unxs a otrxs!

Soy Elisabeth Le Guin, y esto es, “Si yo fuera una canción -- If I were a song…”

Links